POLICIA


Para la Justicia, el crimen de Tomás fue un caso de violencia de género

Así se deduce del fallo que condenó a su expadrastro a reclusión perpetua. Qué dijo la madre del nene tras la sentencia. Fotos.


Foto:DyN.

El crimen de Tomás Santillán se enmarca en un caso de "violencia de género" porque la muerte el asesinato del niño de 9 años estuvo directamente direccionado a provocarle daño a su madre, "pegándole donde más le dolía".Así lo estableció hoy el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Junín, al dictar la condena a reclusión perpetua contra Adalberto Cuello, de 40 años.

"Sabiendo lo importante que resultaba Tomás para su madre y los celos que el imputado sentía hacia Tomás", Cuello "pegó donde más le podía doler" a la madre, "aprovechándose de su superioridad física y de la vulnerabilidad de la víctima", sostuvo.

"A mi hijo no me lo devuelve nadie, pero la bestia va a estar donde tiene que estar", expresó Leonor Santillán, madre Tomás, poco después de salir de los tribunales de Junín.

Adalberto Cuello y Santillán, madre del niño, habían estado en pareja hasta agosto del 2011 y tenido un hijo en común, un bebé por el que estaba reglamentado un régimen de custodia ante la conflictiva separación.

En la lectura de la sentencia, los jueces recordaron testimonios en donde se señaló que Cuello culpaba a Tomás Santillán de la ruptura con su mujer y le había dicho a un conocido que se iba a vengar a través del menor de edad. "Tomás era para él una cosa", dijo el tribunal, que valoró las opiniones de expertos en donde se estableció que "los asesinatos de niños" se dan en el marco de "violencia de género".

No obstante, el tribunal descartó la posibilidad de aplicar en este caso la ley votada en forma reciente para castigar los femicidios y los crímenes de esa especie, por no poder aplicarse una norma legal con retroactividad.

El caso. Cuello fue condenado por haberse llevado de la escuela a Tomás, de 9 años, a quien responsabilizaba por la ruptura de su pareja. El nene estuvo desparecido dos días, hasta que su cadáver fue hallado en las afueras de la ciudad, con signos de haber sido golpeado con una pala en la cabeza.

Para dar una coartada, Cuello colgó fotos en Facebook donde se mostraba con su bebé, el hijo que tuvo con la madre de Tomás mientras estuvo en pareja.



Redacción de Perfil.com