POLICIA


Peritajes refuerzan la hipótesis del suicidio de Benedit

El cadáver del financista tiene restos de pólvora en la mano derecha. Investigan si pasó por el casino flotante y conexiones con una “cueva”.

La madre de Benedit rechazó la hipótesis de un suicidio:
La madre de Benedit rechazó la hipótesis de un suicidio: "Eso es un invento, Mariano era un sol".
Foto:Cedoc.

Mientras su familia niega que el asesor Mariano Benedit tuviera problemas financieros o psicológicos, los peritajes realizados entre ayer y hoy al cuerpo reafirmaron la hipótesis de un suicidio.

Según indicaron fuentes cercanas a la causa, la mano derecha del financista que ayer apareció muerto de un tiro en la cabeza en la Costanera Sur, presentaba restos de pólvora, lo que hace suponer que se habría disparado él mismo, con el arma que apareció a su lado y que ayer se confirmó estaba registrada a su nombre.

Mientras allegados a Benedit descartaron un suicidio, la justicia cree que hay "abundantes indicios" para pensar en esa posibilidad y busca reconstruir sus últimos movimientos. Incluso, se analizaban en tiempo real las filmaciones de las cámaras de seguridad del Casino Flotante en Puerto Madero, a unas 30 cuadras del lugar donde se halló el cuerpo, para saber si pudo haber pasado por allí entre las 12.30 del martes, cuando salió de su casa, y las 16 o 17, hora en que fue estimado el deceso.

Se hizo además un allanamiento en las oficinas "Benedit Sociedad de Bolsa S.A.", en la calle 25 de Mayo al 575, en busca de documentación contable que no se habría hallado, y se interrogó a algunos de los socios. Según trascendió, allí pdoría funcionar una cueva de compra y venta de dólares.

Aclaraciones y dudas. La fiscal de la causa, Alicia Bugeiro, que le pidió al juez Facundo Cubas una serie de allanamientos para secuestrar computadoras personales, teléfonos, agendas y dispositivos móviles pertenecientes a Benedit, fue la encargada de informar que el joven era desde hace dos años el titular de la pistola 9 milímetros que fue hallada en la mano derecha del cadáver.

También corrigió los trascendidos según los cuales el disparo había sido recibido en la sien izquierda: "Benedit no presentaba lesiones previas y su muerte se debió a un disparo que ingresó por el lado derecho de su cabeza, cinco centímetros por arriba de la oreja, con trayectoria de abajo hacia arriba y de adelante hacia atrás", dijo en un comunicado dado a conocer por la Procuración.

Según explicaron las fuentes, "el disparo ingresó por la sien derecha con orificio de salida por la sien izquierda, efectuado a corta distancia y presumiblemente entre la tarde y la noche del día anterior al hallazgo del cadáver, en la Costanera Sur". Pero ni la vaina del disparo ni la moto del joven aparecieron hasta el momento y quedan muchos puntos oscuros en la hipótesis del suicidio o del homicidio.

El caso motivó el interés oficial: el secretario de Seguridad, Sergio Berni, se acercó en persona hasta el lugar donde fue encontrado el cadáver con el fin de interiorizarse de la situación.

"No podemos dar mayores precisiones. Vine a ver una duda que tenía y estábamos discutiendo", dijo Berni a la prensa cuando se retiró del predio de la Costanera, hasta donde había llegado conduciendo su moto, tras permanecer unos veinte minutos observando el escenario.

Reserva. Casi a la misma hora, la familia Benedit terminaba el breve velatorio que se llevó adelante en el primer piso del edificio de Arenales 1652, donde reside Cristina Wehmeyer, madre de Benedit.

"Tengo fe y esperanza. Mi dolor es muy grande para hablar de esto", fue lo único que dijo la mujer cuando el féretro fue retirado para ser llevado a un campo de General Belgrano -a 200 kilómetros de la Capital Federal- para ser inhumado.

Según consignó la agencia DyN, la familia había sido conminada por los investigadores a guardar silencio para que no quedaran expuestas ante la prensa supuestas contradicciones que se plantearon entre los hermanos, cuando hablaron con los periodistas descartando la hipótesis de un suicidio.

"Eso es un invento, Mariano era un sol", dijo la madre del joven, mientras que un hermano aseguró que seguramente lo mataron porque "estaba con plata encima" y "alguien se pudo haber enterado".

Pero las contradicciones aparecieron, por ejemplo, en torno del arma, porque el hermano mellizo del joven aseguró que "no tenía una pistola", mientras otro de los hermanos -son siete- aseguró que en su infancia solían "tirar al blanco", pero el arma estaba en el campo.

A su vez, su hermana Dolores, psicóloga y esposa de Huberto Roviralta, aseguró que descartaba "de plano la hipótesis del suicidio". En esa línea, destacó de su hermano el "carácter" y el "momento absolutamente pleno" que atravesaba, al recordar que el asesor financiero había sido padre recientemente de una "bebita".

"Descarto de plano la hipótesis del suicidio por personalidad, su situación vital... porque estaba en un momento absolutamente pleno", enfatizó Dolores. Y añadió: "Esperé a que tuviera su bebita para irla a conocer. Junto a su mujer, estaban felices porque les había costado mucho tener a su hijita".

"No van a encontrar una sola persona que puede decir algo mal de Mariano. Era un tipo súper alegre; era la alegría de mi casa siempre, de mi familia. Estaba lleno de amigos. Estaba feliz", destacó.

 



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Mariano Benedit
  • Caso Benedit