POLICIA APUNTAN A SU INIMPUTABILIDAD

Peritos de Farré dicen que sufrió un trance de anestesia emocional

El psiquiatra forense y la psicóloga que intervienen como peritos de parte de la defensa de Fernando Farré en la causa por el femicidio de su esposa, Claudia Schaefer, apuntaron ayer a la inimputabilidad del acusado.

Femicida. Fernando Farré enfrenta una condena a perpetua.
Femicida. Fernando Farré enfrenta una condena a perpetua. Foto:telam

El psiquiatra forense y la psicóloga que intervienen como peritos de parte de la defensa de Fernando Farré en la causa por el femicidio de su esposa, Claudia Schaefer, apuntaron ayer a la inimputabilidad del acusado. Ambos aseguraron que su defendido no pudo comprender lo que hacía al momento del ataque porque estaba en un “trance hipnótico de anestesia emocional”. En cambio, los peritos oficiales determinaron que pudo comprender la criminalidad de sus actos.

“En términos psiquiátricos, no pudo comprender lo que estaba haciendo, estaba en otro lugar”, manifestó el psiquiatra forense Enrique De Rosa al declarar ante el juez del Tribunal Oral Criminal 2 de San Isidro Esteban Andrejín, que lleva adelante el juicio por jurados a Farré.

En la misma línea, la psicóloga que también entrevistó al acusado tras el crimen y que actuó como perito de parte, Karina Levchuk, manifestó que Farré “es un irregulado emocional”. “Que se quedara en el lugar indica que no quiso huir, estaba en un trance hipnótico de anestesia emocional”, enfatizó la psicóloga.

Ambos peritos respaldaron la estrategia defensista que apunta a que Farré sea declarado inimputable del femicidio de Schaefer por no haber comprendido lo que hacía.

Farré presentaba una patología traumática pero no psicótica, no es un loco ni un retrasado mental sino que se habría encontrado en un estado mental que no le permitía comprender la naturaleza del hecho”, expresó De Rosa.

El psiquiatra aseguró que Farré tenía una “despersonalización que lo hacía no percibir la realidad ni a sí mismo” y, como ejemplo, recordó que en una entrevista el acusado le dijo que en el momento antes de cometer el crimen vio a su mujer con una “figura cambiada” y con “un tamaño diferente”.

Las apreciaciones de ambos especialistas se contraponen con las de los peritos oficiales que analizaron psiquiátrica y psicológicamente a Farré y que el jueves ratificaron sus conclusiones respecto a que el día del hecho el imputado “pudo comprender la criminalidad de sus actos y dirigir sus acciones”, que actuó como consecuencia de una “herida narcisista” y que nada les dijo durante las entrevistas sobre que mató a su esposa por una infidelidad.

Schaefer fue degollada y recibió 66 puñaladas el 21 agosto de 2015 cuando fue a buscar sus pertenencias a su casa del country Martindale, de Pilar, en medio de un conflictivo proceso de divorcio. El lunes será momento de alegatos y el jurado popular definirá si Farré es imputable o no.