POLICIA LO MATARON A GOLPES EN 15 MINUTOS

Perpetua para cinco penitenciarios por el crimen de un detenido

agencias

Cinco ex efectivos del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) fueron condenados a prisión perpetua por haber golpeado hasta la muerte a un detenido en una cárcel del partido de San Martín en 2012.
El fallo fue dictado por el Tribunal Oral en lo Criminal 4 de San Martín en la causa por las “torturas seguidas de muerte” en perjuicio de Patricio Barros Cisneros (26), asesinado delante de su novia durante una visita a la Unidad 46 del SPB, en la localidad de José León Suárez.
Los condenados son los ex agentes Héctor Mario, Rodrigo Chaparro, Gerardo Luna, Víctor Gallego y Juan Liberto, en tanto que Claudio Keem fue absuelto.
Liberto era el único que había llegado al juicio en libertad y fue detenido, mientras que se dispuso la libertad de Keem.
Al dar a conocer los fundamentos de la sentencia, el tribunal también solicitó que se investigue a los jefes del penal por “encubrimiento agravado”, al intentar construir una versión falsa de los hechos.
“Para nosotros éste es un precedente importantísimo, es un fallo que muestra la complejidad de la discusiones sobre violencia institucional y lo que se viene denunciando desde hace muchísimos años”, dijo Paula Litvachky, directora del área de Justicia y Seguridad del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

El hecho ocurrió el 28 de enero de 2012, cuando Barros Cisneros esperaba la visita de su pareja, quien pese al intenso calor y a estar embarazada debió esperar tres horas para ingresar. Según se dio por acreditado, los agentes Luna y Liberto requisaron a Barros Cisneros y Chaparro lo recibió para llevarlo a admisión.
El detenido pidió hablar con Luna para poder tener un lugar de visita más cómodo y fresco, pero los penitenciarios le negaron el pedido y fueron a hablar con Mario, el encargado del turno. Luego, los agentes ingresaron al pasillo y comenzaron a golpearlo para castigarlo por el reclamo. Todos los testigos coincidieron en la brutalidad con la que le pegaron desde que comenzaron hasta que Patricio murió, entre 6 y 15 minutos después.



Redacción de Perfil.com