POLICIA

Piden captura internacional del taxista acusado por abuso

Ante la presunción de que el el hombre haya salido o esté planeando salir del país, se ordenó la alerta en los puestos fronterizos.

Foto:Captura de pantalla

Un juez de instrucción porteño dictó el pedido de captura internacional para el taxista cuya mujer denunció que es el chofer que el domingo pasado por la madrugada abusó de una joven de 20 años, a la salida de un bar.

Ayer, el juez Manuel Gorostiaga, quien ante la presunción de que el taxista buscado, un hombre de nacionalidad boliviana identificado como Franklin Escobar Ayllón, haya salido o esté planeando salir del país, ordenó la alerta en los puestos fronterizos y la detención internacional.

Escobar Ayllon se convirtió en el principal sospechoso desde que la noche del miércoles pasado su mujer concurriera a la comisaría de Sarandí y dijera que su pareja había admitido haber abusado de la joven.

De acuerdo con esa denuncia, esa noche el hombre se hallaba apesadumbrado y le confesó que había estado con otra mujer en el taxi, que tenía “algo que ver” con el tema que “estaba en los medios”, pero le dijo que había tenido una relación “consentida” con esa chica.

Sin embargo, un rato después le dijo que había abusado sexualmente de ella. “No me pagó y la violé”, fueron las palabras que utilizó, según dijo la mujer.

Tras la supuesta confesión, su mujer lo echó de la casa y desde entonces el hombre no aparece, en tanto que el jueves fue secuestrado y peritado el taxi que manejaba, un vehículo Chevrolet Spin que apareció abandonado en el cruce de las calles Chile y Saavedra, en  Balvanera.

Relato del horror. Según la denuncia de la víctima, a la que tuvo acceso PERFIL, “en la esquina de Alvarez Thomas y Olleros frena este auto. Me preguntó qué me pasaba, si estaba bien, se ofreció a llevarme a mi casa, le dije que no tenía plata y me contestó: ‘No importa, te llevo igual. La calle está brava, subí’. Cuando me despierto lo veo a él encima mío, con su miembro afuera. Se ve que él me había recostado, porque yo estaba con todo el cuerpo sobre el asiento, boca arriba (…). No tenía la bombacha puesta. (…) En ese momento, me despierto le pregunto qué estaba haciendo, le dije ‘no quiero’ y me dijo que me callara porque me iba a cagar a trompadas. Ahí le dije que no me hiciera nada que tenía HIV, me dijo que no importaba, que él tenía forro. Se puso un preservativo y comenzó el acto”.

Según el relato de la joven, cuando la dejó en la calle, el taxista le dice: “Te bajas caminando a la pared, porque donde yo me de cuenta que me miras el auto, vuelvo y te cago a trompadas, te voy a pegar y te voy a pasar por arriba con el coche”.

Cuando me desperté y él estaba encima de mí, no sentía fuerzas en el cuerpo para defenderme”, relató la víctima en diálogo con el canal de noticias TN.



Cecilia Di Lodovico