POLICIA MAR DEL PLATA

Policía secuestró a una embarazada y disparó para llegar al hospital

El efectivo de 30 años quería llevar al centro de salud a su sobrina de 3 años, quien tenía convulsiones. Fue separado de la fuerza.

Policía secuestró a una embarazada y baleó a dos autos para llegar rápido al hospital
Policía secuestró a una embarazada y baleó a dos autos para llegar rápido al hospital Foto:La Capital

Un policía bonaerense secuestró a una embarazada que conducía un automóvil y la obligó a llevarlo al Hospital Materno Infantil de Mar del Plata para que asistan a su sobrina que sufría convulsiones, trayecto en el que hizo disparos para agilizar el tránsito, por lo que fue detenido y desafectado de la fuerza

El hecho ocurrió la tarde del jueves cuando el efectivo de 30 años, oriundo de la ciudad bonaerense de Ayacucho, advirtió que su sobrina de 3, tenía convulsiones. Ante esa situación, tomó a la menor en brazos y salió a la calle para pedir ayuda a los automovilistas.

Sin embargo, al notar la indiferencia de los conductores, desenfundó su arma reglamentaria y obligó a detener un automóvil Peugeot 208, conducido por una embarazada, en la esquina de Bouchard y Carasa, de la localidad balnearia, según consignó la agencia DyN.

El hombre, con la niña en brazos, obligó a la mujer a llevarlos hasta el Hospital Materno Infantil. En el trayecto sacó medio cuerpo por la ventanilla y disparó para que los vehículos que circulaban por la misma calle les abrieran paso. Una de las balas impactó en una Renault Kangoo que circulaba por Bosch y Fortunato de la Plaza, cuyo conductor resultó ileso. 

Cuando llegaron al centro de salud, agentes de la policía local lo detuvieron. La sobrina fue internada y permanece en buen estado de salud. La mujer, en tanto, sufrió una crisis de nervios y fue asistida en el mismo lugar, ya que afronta un embarazo de riesgo. 

Al parecer, el policía se encontraba de franco, de visita en la casa de su hermana en Mar del Plata, cuando su familiar presentó el cuadro de convulsiones. Si bien no trascendió su identidad, fue separado de la fuerza y detenido. 

La Fiscalía de turno inició una causa en su contra por "privación ilegal de la libertad triplemente agravada y abuso de arma" y dispuso su traslado a la Unidad Penal 44 de Batán.