POLICIA MASACRE EN HURLINGHAM

Portador de HIV, abusado de niño y ¿motivado por un mensaje en Facebook?

Diego Loscalzo afirmó ante un médico legista que tiene sida y que de niño fue abusado por un familiar. Los investigadores creen que un mensaje de Romina motivó la masacre.

Diego Loscalzo
Diego Loscalzo Foto:Télam
Diego Loscalzo, el autor de la masacre de Hurlingham, confesó que es portador del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y que nunca fue tratado médicamente. Asimismo, afirmó que de niño fue abusado por un familiar.

La declaración del empleado ferroviario de 35 años, que fue ya incorporada al expediente judicial, se realizó ante un médico legista durante la noche de ayer cuando llegó a la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Morón desde Córdoba, donde fue detenido luego de un intento de fuga.

En diálogo con La Nación una uente judicial sostuvo que "es la palabra del imputado pero no es relevante para el avance del expediente judicial". Y agregó que Loscalzo afirmó que su mujer, la policía Romina Maguna era portadora de VIH. En el relato también informó que es padre de ocho hijos con cuatro mujeres diferentes.

Durante el día de hoy, el acusado se negó a declarar ante Paula Hondeville, fiscal de Violencia Familiar y de Género de Morón. La fiscal sostuvo que no hay dudas de que Loscalzo es el único responsable de la masacre de Hurlingham,

Asimismo, fuentes consultadas sostuvieron al medio que el acusado dijo que no recuerda nada de lo que lo acusan. Quienes agregaron también que "Loscalzo era celoso y controlador".

Elsa Lloret, hermana de Mónica quien perdió a su bebé por un disparo, sostuvo en diálogo con TN que "le destruyó la vida totalmente, venía con mucha ilusión. Le mató el bebé a sangre fría". Añadió que Loscalzo "quería matar a la familia", no saben qué fue lo que desató la furia del hombre: "No nos cabe en la cabeza por qué lo hizo".

¿Qué motivó al asesino para matar a su mujer y la familia de ella? Según los investigadores fue un mensaje de Facebook de la pareja, Romina Maguna. En el cual cuenta y recuerda el amor que sentía por el padre de sus dos hijos, que fue asesinado hace diez años. Creen que esto pudo haber sido el disparador de la discusión previa a la masacre.

Un jefe de policía declaró a la agencia Télam que en la causa ya hay testimonios de algunos tíos del menor que salvó su vida porque le rogó al asesino: "papá no me mates". El nene de once años contó que Loscalzo comenzó a cuestionar a su pareja por ese mensaje de Facebook que recordaba a su padre.

Tanto la fiscal Hondeville como los detectives de la DDI de Morón, que trabajan en la pesquisa, creen que los celos pudieron haber sido disparados por este mensaje, que terminaron en la discusión que derivó en la masacre.
 
También se le suma a este recordatorio de Romina, en el décimo aniversario de la muerte de su ex, otros dos mensajes de las víctimas de la tragedia. Su madre Juana Paiva de 55 años y su hermana Vanesa Maguna de 38 años, quienes compartieron mensajes cariñosos dedicados al fallecido.
 
Paiva escribió:  "Ma, pasarán y pasarán pero él es único. Lo amé y lo voy amar hasta que me vaya al lado de él, de mami y la Susi". Por su lado Vanesa escribió que: "el cielo se ganó el ángel más amado en esta tierra y por eso dejó un poco de él en estos dos amores más hermosos que la vida y el piojo nos pudieron dar. Te amo hermana y nunca vas a estar sola vos y mis dos hijos del corazón. Los amo".

Investigadores judiciales y policiales ya hicieron averiguaciones sobre la muerte del padre de los dos hijos de Romina. El hombre apodado "El Piojo" fue asesinado de un tiro en la cabeza, en la esquina de la misma casa de William Morris. Una fuente policial confesó a Télam que "el crimen de ese hombre no fue esclarecido nunca. Ahora vamos a pedir la causa para revisar las circunstancias de aquel hecho".

A pesar de que no presentó declaración, fuentes policiales confirmaron, a la agencia de noticias, que en el traslado de Córdoba a Buenos Aires, el detenido comentó a algunos policías que la pistola utilizada era marca Bersa modelo Thunder Pro calibre 9 milimetros. El arma pertenecía a Romina y aún no lograron encontrarla, porque confesó que se le debió extraviar en alguna de las dos caídas en moto que tuvo por los nervios.

Uno de los informantes detalló que "la campera tiene raspones compatibles con esas caídas, pero seguimos investigando si no la vendió para obtener el efectivo que necesitaba para comprar el pasaje y para la huida".