POLICIA ACUSADO POR “PROMOCION A LA CORRUPCION DE MENORES”

Procesaron al cura Justo Ilarraz

El sacerdote Justo José Ilarraz fue procesado por el delito de “promoción a la corrupción agravada de menores” de edad, en el marco de una investigación por abusos denunciados por ex estudiantes de un seminario en la ciudad entrerriana de Paraná. De esta manera, quedó a un paso del juicio oral.
El procesamiento fue dictado a última hora del viernes por la jueza de Transición Paola Firpo. En su decisión, la magistrada le impuso al acusado un embargo de 500 pesos y citó a prestar declaración a otros sacerdotes y una psicóloga. El cura, que el jueves cumplió 57 años, continuará en libertad.

Firpo notificó del procesamiento al fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull, quien tendrá que resolver si pide que vaya a juicio oral, y a las partes involucradas en la denuncia por los abusos que habría perpetrado Ilarraz entre los años 1985 y 1993 contra estudiantes adolescentes. Siete de las presuntas víctimas declararon en la causa.
La investigación comenzó hace tres años tras una denuncia periodística de una revista local. Entonces, el religioso fue acusado de abusar de los seminaristas que estaban bajo su cargo en el Seminario Menor de Paraná, donde los denunciantes vivían como pupilos cuando tenían entre 10 y 14 años. Según relataron ante la Justicia, estos chicos eran obligados a realizarle “favores sexuales” al religioso.  El cura declaró que se trataba de una causa armada por uno de sus ex alumnos por “intereses económicos”, pero la Justicia consideró que había elementos suficientes en su contra para procesarlo.



Nadia Galán