POLICIA DETALLES DE LA CAUSA


Secuestradores ‘olvidaron’ $20 mil en la 4x4 de Tevez

Los investigadores sospechan que están frente a una banda “improvisada” de Fuerte Apache.

Buscados. Las pistas recolectadas hasta el momento indican que los autores serían del barrio Ejército de los Andes, donde se crió y es venerado Carlos Tevez.
Buscados. Las pistas recolectadas hasta el momento indican que los autores serían del barrio Ejército de los Andes, donde se crió y es venerado Carlos Tevez.
Foto:Juan Obregón / Cedoc

La causa que investiga el secuestro exprés que sufrió este martes el padre de Carlos Tevez no gozaría de buena salud. Sin grandes avances en cuanto a los autores y el destino de los 400 mil pesos de rescate que pagó la familia, el juez federal Carlos Bonadio se declaró ayer incompetente y enseguida remitió el expediente a la Justicia federal de San Martín.

Bonadio entendió que la causa debe tramitarse en la Justicia bonaerense por una “cuestión de territorio”, y dejó en suspenso lo actuado hasta el momento.   

Según fuentes judiciales, las pruebas reunidas hasta el momento permitirían sospechar que los responsables son conocidos en Fuerte Apache, donde se crió y es intocable el actual delantero de la Juventus de Italia. Los voceros indicaron que el Volkswagen Passat CC en el que viajaban los delincuentes fue robado tres días antes del secuestro y utilizado en otros hechos en la zona. Según las fuentes, testigos señalaron que habrían “enfriado” el vehículo sábado, domingo y lunes en Fuerte Apache, sabiendo que nadie se atrevería a alertar a la Policía.  

A partir de la difusión que tuvo el caso Tevez y el enorme impacto en un barrio donde el futbolista es venerado como un santo, la banda decidió abandonarlo en otro lugar. El coche fue hallado en las calles Immelman y De las Margaritas, en Ciudad Jardín, partido bonaerense de Tres de Febrero. En el interior, los peritos levantaron una huella dactilar de uno de los supuestos autores, que está siendo cotejada en el Sistema Automático de Identificación Dactilar (AFIS), que cuenta con una base de huellas dactiloscópicas pertenecientes a personas con antecedentes delictivos. Un dato que llamó la atención de los investigadores es el hallazgo de 20 mil pesos en la camioneta Dodge Journey pertenenciente a Segundo Tevez, que aparentemente los secuestradores olvidaron en la desesperación por soltar el rodado, que a esa hora estaba siendo buscado por todas las fuerzas de seguridad que operan en la zona. Para algunos, es un indicador de que estarían frente a una banda “de poca monta”. Lo curioso es que todavía no pudieron reunir las pruebas suficientes como para dar con ellos. “Es una banda improvisada que se encontró con un regalito y quiso aprovechar la situación”, indicó a PERFIL una fuente con acceso a la causa.

Otra pista que conduce a Fuerte Apache fue aportada por la propia víctima, quien poco después de haber sido liberada les habría contado a los detectives que uno de los captores revisó la agenda de su teléfono celular y reconoció a algunos de los contactos que el hombre tiene en el barrio donde se crió el ex jugador de Boca.  

Segundo Tevez fue secuestrado el martes pasado a las 7 de la mañana en una bajada de la Autopista del Oeste, a la altura de Morón. Según el parte policial, tres delincuentes lo interceptaron con el objetivo de quedarse con su camioneta. Pero cuando advirtieron que era el padre del futbolista, decidieron secuestrarlo y negociar el pago de un rescate. Carlitos siguió de cerca las negociaciones hasta que su padre fue liberado cerca de Fuerte Apache, y tras el pago de 400 mil pesos.

 

Werthein, otra víctima

La Autopista del Oeste es una zona caliente que guarda varios antecedentes similares al caso Tevez. Entre las víctimas más destacadas figura el empresario Adrián Werthein y el arquero de Boca  y la selección argentina, Agustín Orión.

El caso ocurrió en mayo de 2012 en el Acceso Oeste, a la altura de la localidad bonaerense de Ciudadela, partido de Tres de Febrero. Werthein fue raptado junto a su esposa y un custodio cuando circulaba en una camioneta BMW X6. A diferencia del secuestro de Tevez, sus captores no llegaron a negociar el pago de un rescate y tanto el empresario como sus acompañantes fueron liberados por la Policía, en medio de un tiroteo.  

Otro caso que tuvo repercusión en su momento fue el ataque que sufrió el arquero de Boca, Agustín Orion. A él lo interceptaron cuando estaba a punto de ingresar a la autopista, a la altura de la localidad de Haedo, en el partido de Morón.

Los casos no son nuevos pero en los últimos dos meses la Justicia contabilizó 51 ataques contra automovilistas.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Segundo Tevez
  • Secuestro del padre de Tevez
  • Carlos Tevez
  • Autopista del Oeste