POLICIA

Tiene 13 años y fue golpeada por 20 compañeros por un escrito de Facebook

La abuela dijo que los preceptores no hicieron nada a pesar de la gravedad del hecho. 

Foto:Gentileza de Crónica

Miriam Suárez, abuela de Blanca, la alumna de 13 años de la escuela Nº39 de la localidad bonaerense de Moreno que fue brutalmente golpeada en el patio del colegio por más de 20 de sus compañeros, explicó que el ataque a su nieta se organizó unos días antes del ataque por Facebook.

En diálogo con Nancy Pazos en Radio Uno, Suárez reveló que la agresión a su nieta se debió a una publicación que ella hizo en la red social tras el fallecimiento de uno compañero del mismo centro escolar, un año mayor que ella, que era también foco de burlas: "Hoy murió un pibe del colegio y resulta que ahora todos lo querían. Cuando estaba en vida lo re descansaban y nadie lo una” publicó en su Facebook la menor. “Fue el comentario de Blanquita lo que desató esto", explicó la abuela

Según el relato de Suárez, “al leer esto una de las compañeras se enoja y "convoca por Facebook una reunión para pegarle". Blanca fue interceptada el jueves 20 de agosto por un grupo de 20 alumnos de la escuela en el patio. Le arrancaron el guardapolvo, le apretaron el cuello y la empujaron al suelo para luego propinarle una golpiza.

"Fueron 20 minutos de golpes, con muchos chicos participando pero nadie hizo nada. Una preceptora la rescató pero la agarró de los pelos a ella y después me llamaron diciéndome que se había peleado con una compañera. Mi nieta me decía: ‘No, abuela fueron muchos que me pegaron’”, explicó la abuela de la menor.

Cuestionada sobre el rol de las autoridades en el asunto, sostuvo que "para mí no estaban cumpliendo su función, la de cuidar a los alumnos en el recreo. Estaban en la escuela pero no cumplieron sus funciones, porque sino no hubiera ocurrido". Y añadió: “Los preceptores no hicieron nada, no llamaron a una ambulancia ni nada. Es casi un abandono de persona”.

Sobre los padres de la nena comentó que "mi hija es madre soltera y es discapacitada, por eso estoy yo con Blanca". En cuanto a la situación de la joven reveló que "fue horrible para ella, los primeros días nos costó mucho porque vivía llorando. El próximo día no podía mover el cuello de las patadas que había recibido. Está con miedo de ir al colegio”.

Tras el incidente,  la abuela de la víctima presentó una denuncia contra las autoridades escolares por inacción y abandono de persona en la UFI 1 de Moreno.


Redacción de Perfil.com