POLICIA


Tras las denuncias, la Justicia avanza contra "los privilegios" de Julio Grassi

El titular del penal donde cumple condena el cura fue apartado, mientras se multiplicaron los allanamientos. La ruta de los desvíos.

La Justicia investiga la ruta de los desvíos de mercadería.
La Justicia investiga la ruta de los desvíos de mercadería.
Foto:Cedoc

Después de que el periodista Jorge Lanata revelara un presunto desvío de donaciones de la Fundación Felices los Niños hasta el penal de Campana, donde cumple condena el cura Julio César Grassi, la Justicia apartó a la titular de la penitenciaría y ordenó una decena de allanamientos para reconstruir la ruta de la malversación de los bienes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Acorde a la denuncia periodística, el sacerdote recibió diversas donaciones desde la Unidad 41 de Campana y las utilizó para negociar condiciones con internos y guardias en el interior de la cárcel. En su fundación, en tanto, las condiciones de salubridad se mantuvieron en pésimo estado.

El que tomó cartas en el asunto fue el gobernador Daniel Scioli, quien ordenó la intervención de la Fundación Felices los Niños e impulsó la investigación del caso. 

Por eso, tras reunirse con el gobernador bonaerense, la jefa del Servicio Penitenciario Bonaerense, Florencia Piermarini, apartó del cargo al responsable del penal, el agente Raúl Garnica.  Según dijeron voceros a la agencia DyN, se trató de un "apartamiento preventivo para garantizar la transparencia de la investigación".

Su puesto será ocupado transitoriamente por el jefe del complejo penitenciario Campana hasta que sea designado el nuevo responsable de la unidad penal en la que se encuentra alojado el cura, condenado a 15 años de prisión por abuso sexual contra menores de edad bajo su guarda. 

Luego, Piermarini se dirigió junto a otros funcionarios a la sede de la fundación en el partido de Hurlingham y al hablar con los periodistas dijo que había solicitado informes al responsable de la Unidad de Campana en el marco de un sumario administrativo, prometiendo novedades en las próximas horas.

Los privilegios de Grassi. Pese a la contundencia de las imágenes, donde se observa al cura con celular, computadoras y TV, la jefa del SPB puso paños fríos. "Lo hemos visto, pero eso no quita que debamos investigarlo", dijo.

"Vamos a analizarlo con firmeza en la investigación, que será absolutamente exhaustiva", continuó. "Queremos remarcar que la Unidad 41 es de máxima seguridad, para condenados y procesados de Campana. Vamos a corroborar estos extremos para saber si existieron privilegios", concluyó.

Al mismo tiempo, ordenaron distintos allanamientos en una de las sedes de la Fundación Felices los niños, en Colegiales, donde funcionaba un call-center para recaudar dinero destinado a la entidad de Grassi.

Los procedimientos tuvieron lugar en la sede del Hogar San Juan de Dios, ubicada en Charlone al 700, donde también funcionaría el sistema telefónico de donaciones. Efectivos de la Policía Federal dependientes de la Superintendencia de Investigaciones fueron convocados por la fiscal de Morón a cargo de la causa para investigar si se desviaron donaciones de la fundación hacia la cárcel de Campana, donde cumple arresto el cura Julio César Grassi por corrupción de menores



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Lujos de Grassi
  • Padre Grassi
  • Julio César Grassi
  • Desvío de donaciones
  • Penal de Campana