POLICIA DOS AÑOS PROFUGO

Un contador evadió 55 millones de pesos y fue detenido en Mendoza

Es contador y hacía dos años que estaba prófugo de la Justicia.

Traslado. El contador tenía su estudio en el centro de Mendoza. Lo capturó personal de la PSA.
Traslado. El contador tenía su estudio en el centro de Mendoza. Lo capturó personal de la PSA. Foto:policia de seguridad aeroportuaria

Es contador y hacía dos años que estaba prófugo de la Justicia. Lo buscaban por evadir 55 millones de pesos en impuestos y de formar parte de una organización. En las últimas horas fue detenido en la ciudad de Mendoza, de donde es oriundo y desde donde operaba.

El detenido fue identificado por los investigadores como Pablo Prete, de 42 años, quien se encontraba prófugo de la Justicia desde 2015 junto a varios de los integrantes de la misma organización.

El procedimiento fue llevado a cabo en la ciudad de Mendoza por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), con supervisión del Ministerio de Seguridad de la Nación y de la Secretaría de Seguridad.

Según dijeron los investigadores, la causa por la que Prete fue detenido se inició hace dos años a raíz de una denuncia realizada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la Dirección General Impositiva (DGI).

En la misma se responsabilizaba a la organización criminal que integraba Prete de emitir facturas apócrifas para ser distribuidas en Buenos Aires, Chubut, Mendoza, Misiones, Neuquén y San Juan.

En septiembre del año pasado el Juzgado Federal Nº 3 de Mendoza había dado intervención a la PSA para hallar a varios de los prófugos de la banda. Entonces, fueron 150 los inspectores de la AFIP que se movilizaron con Gendarmería en más de veinte allanamientos que realizaron en Mendoza. En esa oportunidad detuvieron a once sospechosos, que luego recuperaron la libertad. Pero no habían dado con el paradero de Prete.

El contador tenía su estudio en pleno centro mendocino, desde donde ofrecía “prestaciones profesionales en materia de asuntos contables...”, según se informó hace dos años cuando se conoció la causa. Pero según los investigadores no actuaba solo sino que junto a su colega Sergio Delfino fue acusado en octubre de 2015 de “integrar una empresa criminal” cuyo objetivo era lograr la comisión de “múltiples e indeterminados delitos tributarios”.

El año pasado los defensores de Prete y Delfino habían solicitado la exención de prisión, al considerar que este beneficio no entorpecería la investigación. Pero este pedido había sido negado y uno de los principales puntos fue que para la Justicia desde el 5 de octubre de 2015, cuando se ordenó su detención, hasta abril de  2016 (que los letrados hicieron este pedido) “ambos sujetos permanecieron prófugo, lo que confirma que tienen medios económicos para mantenerse en dicha situación”.