POLICIA

Un joven dejó con muerte cerebral a otro y se burló por Facebook

"Ja Ja -.- Como Los Quebre", escribió el menor de 17 años tras pegarle un ladrillazo en la cabeza a Nicolás, quien ahora está con respiración artificial.

Foto:Facebook

Nicolás Ezequiel Berdala, un joven de 16 años, fue víctima de una brutal golpiza que lo dejó con muerte cerebral y respirador artificial tras un ladrillazo en la cabeza que recibió el domingo a la madrugada, mientras volvía de un cumpleaños de 15. El agresor es un menor de 17 años que se burló por Facebook luego de atacar a Nicolás.

"Ja Ja -.- Como Los Quebre ´ Al Labioso Del Iván & Al Otro Gato >_<"; "Mano a Mano Le Hice Ah Cada Uno En San Alejo $ Les Dii Masa Ah Los 3 B-)", "No Quiero Peliar Más Deciia Pobre Que Sucioo >_< Delante de Todos Los Amigo Lo Quebre", "Asii Me Ganó el Respeto De Todos Esos GiLesS >_< Para Cuando Me Vean Agachen La Mirada (y)", este fue lamentable texto publicó el menor que golpeó con un ladrillo y dejó con muerte cerebral al adolescente.

Berdala volvía de una fiesta de 15 en San Alejo del Pilar, acompañado por dos amigos, cuando en  Houssay y Bolivia fueron interceptados por un grupo de jóvenes que los desafió a pelear. "Él y sus amigos no quisieron pelear, pero igual fueron golpeados", explicó Daniel Rausch, tío de Nicolás.

La víctima logró llegar a su casa y relatar lo acontecido a su madre, explicándole que se encontraba bien. Al día siguiente, cuando fueron a despertarlo, Nicolás estaba inconsciente sobre su cama. "Estaba todo duro, sentado en la cama. Lo acosté, lo moví un poco y no reaccionaba", describieron los familiares con profundo dolor.

La familia lo llevó en un auto al hospital de Pilar y más adelante a la Clínica Nuestra Señora de la Merced, donde diagnosticaron un coágulo cerebral imposible de operar. El estado del joven es crítico y sólo queda esperar que su estado evolucione favorablemente. 

"Los médicos me dijeron que tenía un edema cerebral, un coágulo de sangre", contó el papá de la víctima tras señalar que el cuadro es irreversible e inoperable. "Solamente nos queda rezar y pedir que Dios nos ayude en la evolución", indicó.

Por su parte, el menor agresor que se burló por las redes sociales de la riña que terminó con un ladrillazo en la cabeza fue capturado y trasladado al Instituto de Menores de Abasto, en La Plata, por una "tentativa de homicidio". La madre del menor negó que su hijo sea el culpable de esta brutal pelea: "Me dijo que jamás peleó con este chico que está internado, sino con un tal Iván". Además, agregó que lo que puso en Facebook son sólo "cosas que ponen los chicos".



Redacción de Perfil.com