POLICIA LAFERRERE

Un patrullero se incrustó en una casa y mató a un hombre

La víctima fatal tenía unos 30 años y era recolector de residuos. 

Foto:Dyn

Un patrullero se incrustó esta madrugada contra una casa en la localidad de Gregorio de Laferrere, partido bonaerense de La Matanza, lo que provocó la muerte de un hombre y heridas a otras dos personas.

Bomberos de la zona informaron a DyN que el accidente se produjo alrededor de las 6 en la esquina de las calles La Bastilla y Luis Vernet, adonde una camioneta de la Policía Bonaerense protagonizó la colisión y luego los vecinos intentaron agredir a sus ocupantes. La víctima fatal fue un hombre de unos 30 años y las pericias las realizaba Gendarmería Nacional. 

La víctima se llama Damián Villalba quien era recolector de residuos y había lllegado del trabajo alrededor de la 1 de la mañana. Vivía con su mujer Laura y con su hijo Julian, de dos años.

Según informó el ministerio de Seguridad de la provincia al diario La Nación, quien ocasionó el accidente se llama Diego Pereyra, un sargento que se encuentra detenido y al que ya se le tomaron muestras de sangre, sin registros de alcohol por ahora. "Nos duele mucho que una persona inocente que está descansando en su casa se le incruste un patrullero. Esto tiene que ver con la gran falta de capacitación, policías que en cinco meses salieron de la escuela y los subieron a un patrullero", explicó Ritondo en diálogo con Radio 10.

El fiscal Fernando Quiroga, de la UFI 9 de La Matanza, informó que la unidad policial se encontraba en una persecución cuando Villaba perdió el control -aparentemente por una ondulación de la calle- y se incrustó en la vivienda. 

La cuñada de la víctima informó que la ambulancia tardó 40 minutos en llegar.  "Esto no fue un accidente, fue un homicidio", dijo Belén, quién además aseguró que hubo abandono de persona de parte de los uniformados.  La muerte de Villalba generó el enojo de los vecinos, que se concentraron en el lugar para repudiar el hecho. Además, denunciaron que la policía intento dispersarlos con balas de goma. 

 



Redacción de Perfil.com