POLICIA LAS GRABACIONES ANTES DEL ATENTADO CONTRA EL GOBERNADOR

“Vamos a ir todos en cana, desde el cabo hasta Bonfatti”

—Ey, escuchá, llamalo a Floiger, viste a la Cele le pusieron un bagallo, decile que... así nomás, que llame al ministro de Seguridad o al que lo manda a él, que más vale que no sea el bagallo, porque vamos a ir todos en cana, desde el cabo cuarta hasta el jefe de Policía, hasta Bonfatti, decile que yo tengo todas las grabaciones, todo, cuando hablábamos, decile que lo tengo bien grabado, que hable, que no la embagallen porque vamos todos en cana, no nos importa nada a nosotros, decile así nomás.
—Ahí le digo, Chuca, ahí te llamo.

—Decile que hable, que toque al que tenga que tocar, al jefe de Policía, a todos, porque ahí no había nada en la casa de la Cele […] sino ahora, decile que yo ya le di los videos al abogado. Si para dentro de un rato no arreglan eso, vamos todos en cana, decile. Ellos también van a ir en cana.

El hombre que da órdenes es Ramón “Monchi” Machuca, uno de los líderes de Los Monos y hermanastro de Claudio y Ariel Cantero.
El que asiente es Mariano Ruiz, señalado como el lavador del clan y mano derecha de los jefes.

Cristian Floiger, a quien Monchi menciona, es el ex jefe de Inteligencia de la ex Dirección de Drogas Peligrosas de la zona sur de Santa Fe. El diálogo, que fue registrado el 31 de mayo a las 12.50, da cuenta del poder de acción del clan Cantero, sus vínculos con jefes policiales y su intención de apuntar al gobernador. “No nos importa nada”, avisó Machuca, hoy prófugo junto a su padre, Ariel Cantero.

Cinco meses después, el gobernardor de Santa Fe fue víctima de un atentado atribuido a policías que respondían a Los Monos. Cuatro hombres en moto efectuaron catorce disparos contra el domicilio de Bonfatti: un claro mensaje mafioso.



Cecilia Di Lodovico