POLICIA


Varias provincias refuerzan planes de seguridad por temor a más saqueos

Río Negro, Tucumán y Chaco son sólo algunos ejemplos. Más oficiales en la calle y refuerzos nacionales.


Foto:CEDOC.

Distintas ciudades reforzaron su seguridad con agentes locales y fuerzas de seguridad nacionales ante posibles incidentes, luego de los saqueos registrados en los últimos diez días en el marco de los reclamos salariales de las policías provinciales.

A días de las fiestas, con el recuerdo fresco de los últimos saqueos -que dejaron al menos 12 muertos- y en medio de un nuevo aniversario por el estallido social del 19 y 20 de diciembre de 2001, las calles de muchas ciudades del países amanecieron con mayor presencia policial para evitar posibles nuevos incidentes.

Así, el operativo en la capital chaqueña movilizará a 500 efectivos, 50 móviles y 70 motocicletas para reforzar la seguridad, mientras en las ciudades rionegrinas de Villa Regina y Bariloche se aumentó el control policial en el centro y zonas aledañas para prevenir hechos de vandalismo.

En Resistencia, el gobierno provincial informó que los 500 efectivos custodiarán el centro, microcentro y las principales avenidas de la ciudad, en el marco de un operativo que durará hasta el 5 de enero. Durante un encuentro entre representantes de la Cámara de Comercio de la capital chaqueña y del Ministerio de Seguridad, los funcionarios informaron a los comerciantes cuáles serán las medidas preventivas y de seguridad que tomarán las fuerzas para anticiparse a cualquier tipo de ataque, robo o saqueo.

En tanto, en Villa Regina se aumentaron los controles policiales y la cantidad de uniformados en las calles en la zona céntrica de la ciudad y en barrios cercanos, ante la posibilidad de saqueos. El operativo que se extenderá, al menos, hasta la semana que viene fue coordinado por la Jefatura de la Policía, que busca garantizar que los próximos días, en los que se celebran las fiestas de fin de año, no ocurran incidentes en las distintas ciudades rionegrinas.

En Bariloche, el refuerzo policial y de Gendarmería Nacional se desplegó en puntos estratégicos, como medida preventiva a un año de los saqueos que conmocionaron a la ciudad. Los efectivos recorrían la calle Onelli, que concentra muchos centros comerciales, y en las inmediaciones de supermercados, mientras un camión con gendarmes se ubicaba cerca del Changomas, donde se encendió el año pasado la mecha de los saqueos. Aunque la mayoría de los negocios permanecían abiertos, muchos optaron por tapiar con maderas y rejas sus vidrieras. Además del refuerzo de seguridad en las calles del centro, hubo intensos controles de automovilistas, con la colaboración de inspectores municipales de Tránsito.

El ministro de Seguridad y de Justicia rionegrino, Oscar Albrieu, aseguró a diarios de Bariloche que las fuerzas de seguridad "están en condiciones de sofocar de inmediato cualquier tipo de alteración del orden que se pudiera dar o de prevenir cualquier hecho delictivo que se presentara, con lo cual nos da la tranquilidad de que se ha hecho el trabajo de prevención en la forma adecuada".

Mientras tanto, en Tucumán avanzaban en una investigación en base a filmaciones y fotografías para determinar si hubo taxis empadronados en la ciudad que participaron de los saqueos a locales comerciales.

En las imágenes que se están estudiando aparecen autos de alquiler vinculados a los desmanes por lo que los funcionarios recopilan la información para llevarla a la justicia y disponer el cese de licencias.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Tucumán
  • Chaco
  • Río Negro
  • saqueos