POLICIA ENTREVISTA DESDE UNA CARCEL URUGUAYA

"Yo no hice nada", dice enfermero acusado de matar a once pacientes

El enfermero, acusado de matar a once pacientes, se desligó del caso en una entrevista con PERFIL.

Foto:Cedoc - Diario PERFIL

El caso que conmocionó a la sociedad uruguaya y al mundo se trataba de dos enfermeros acusados de haber matado a pacientes en sectores de cuidados intensivos de dos hospitales de Montevideo, Uruguay. Se los señaló como los “Angeles de la Muerte”.

Uno de ellos, Ariel Acevedo está detenido desde marzo de 2012 por la muerte de al menos once pacientes en la Asociación Española y habló en exclusiva con PERFIL, luego de que el fiscal de la causa, Gilberto Rodríguez, solicitara una condena mínima de 14 años como responsable de “reiterados delitos de homicidio muy especialmente agravado”.

Desde la cárcel el enfermero de 44 años relató cómo sobrelleva un momento que define de mucha “angustia e impotencia”.

“Me asesoraron mal y realicé la primera declaración como me recomendó mi primera abogada. Estoy involucrado de manera accidental. No hay pruebas de nada porque no hice nada”, insiste Acevedo, que para pasar el tiempo, se prepara para terminar sus estudios universitarios.

Me cambié a una orientación humanística y estoy estudiando Derecho. Además presenté un proyecto para que la cárcel tenga su propia peluquería y los directivos aceptaron mi idea. Le corto el pelo a internos y a los policías”, detalla y confiesa que de esta manera ejerce “una profesión frustrada”. De todas formas, durante la charla, reconoce que desea trabajar como enfermero. “Me gustaría volver a trabajar con pacientes, pero ya quedé estigmatizado para la sociedad. Siempre actúe de una forma adecuada en mi trabajo y tomé mi profesión como algo que me gustará siempre”, dice. 

Acevedo no imagina qué hará cuando recupere la libertad, por el momento les dice a los familiares de las víctimas: “No hice nada de lo que dicen que pasó. Es una situación lamentable la que vivieron y yo estoy involucrado de manera accidental”. 

Pruebas.
Cuando se refiere al modo en que fue detenido sólo insiste en que fue un malentendido. “Nadie me señaló por algo que hice. Es todo es un malentendido. Malinterpretaron un mensaje, le dan una interpretación libre, pero no tengo nada que ver con lo que dicen que pasó”, sostiene Acevedo refiriéndose a los SMS transcriptos en el expediente judicial, en el que se mencionan conversaciones con Marcelo Pereira, el otro enfermero procesado, donde se sospecha que hablan de cuántas muertes llevaba cada uno. “Che, éste ya hizo viajar a la paciente de la cama 5”, dicen en uno de ellos.

El jueves de esta semana el fiscal de la causa consideró que ambos enfermeros son al menos responsables de quince muertos. Para Acevedo pidió una pena de catorce años de prisión y para su colega Pereira, dos años más, debido a los resultados arrojados en la pericia psicológica que le realizaron.



Gisela Nicosia