POLITICA

Young: “CFK busca reemplazar a la SIDE de Stiuso por Gils Carbó y La Cámpora”

Por Pedro Barbieri (*) | El periodista explica cómo nació y murió el vínculo entre el gobierno y la Inteligencia. Stiuso, Fernández y Larcher, “el amigo de la noche de Néstor”.

Foto:Cedoc.

Guerra de espías, descabezamiento de la ex Secretaría de Inteligencia, purgas, un fiscal federal muerto. La sucesión de episodios había tenido un prólogo menos tormentoso entre la Inteligencia y el gobierno cuando “Néstor Kirchner le encomienda a Antonio Stiuso y Javier Fernández controlar a los jueces federales”. 

Ese vínculo galvanizado mediante protección judicial, “carpetazos” y favores estalló por los aires luego de la muerte de Néstor Kirchner. Según afirma el periodista Gerardo Young, Francisco Larcher, exsegundo de la SI y quien realmente manejaba La Casa, fue un actor clave: “era muy amigo de Néstor y Cristina nunca lo quiso porque era el compañero de la diversión y de la noche”. 

El conductor de radio Mitre describe en “Código Stiuso, la SIDE, la política desde las cloacas y la muerte de Nisman” el mundo subterráneo de los espías, “la relación promiscua entre los servicios, el poder político poder judicial”. “Una de las claves que se revelan es el pedido de Nisman a la SIDE para que Sandra Arroyo Salgado se convierta en jueza federal”, revela. 

- ¿Cómo se expresó el vínculo que unió a la ex SIDE de Stiuso y al Gobierno?

- La SIDE siempre fue parte de cada Gobierno. Durante el kirchnerismo tuvo la misión del control de los jueces y actuar como muralla para que no avanzaran las investigaciones por corrupción. Esa tarea se le asignó Nestor Kirchner a Jaime (Stiuso) y a un señor poco conocido que es Javier Fernández, auditor general de la Nación. A partir de 2004, ellos se ocuparon de controlar a los jueces federales de la Argentina que podían afectar poder político.  

- ¿Por qué se rompió esa relación?

- No hay un motivo, sino que se trata de un proceso. Dentro del doble comando (como se conocía a la conducción entre Néstor y Cristina), el expresidente se ocupaba del lado oscuro del poder como la SIDE. Con la muerte de Kirchner, esa relación se fue debilitando hasta que se rompió en diciembre del año pasado. Una persona clave fue Francisco Larcher, que manejaba la SIDE por dentro, que era muy amigo de Néstor Kirchner, pero Cristina nunca lo quiso porque era el compañero de la noche y de la diversión del difunto mandatario

- ¿Y cómo continuó ese alejamiento? 

- Larcher era el sostén político de Jaime Stiuso y Javier Fernández, que conformaban una especie de logia. Ellos se empezaron a alejar del gobierno con la muerte de Kirchner, con el memorándum de entendimiento con Irán y, probablemente, en 2012, cuando la Justicia avanzó contra el vicepresidente Amado Boudou. Fue en ese momento que la Presidenta comenzó a desconfiar de Stiuso, Larcher y Fernández y empezó a edificar una Inteligencia paralela con el jefe del Ejército, César Milani y el rival interno de Stiuso, Fernando Pocino. Además, Cristina le asignó la tarea de protección judicial a nuevos actores como la procuradora, Alejandra Gils Carbó, y a La Cámpora. La idea final es reemplazar a la SIDE de Stiuso por Gils Carbó y La Cámpora

- ¿Es la idea que representaría la actual Agencia Federal de Inteligencia?

- La Agencia Federal de Inteligencia es la SIDE sin Jaime Stiuso. Vamos a ver más camporistas en Inteligencia, en el Consejo de la Magistratura y en la Auditoría General de La Nación. Hay un avance claro de La Cámpora en el territorio que dejó libre la SIDE de Stiuso y Fernández. 

- ¿Considera positivo que las escuchas sean manejadas por el Ministerio Público Fiscal?

- A pesar de que Gils Carbó es una fiscal militante creo que es un pequeño paso adelante. Por lo menos, sabemos quién es Gils Carbó, pero nadie conocía el nombre del director de escuchas telefónicas de la SIDE porque es un nombre secreto. Que la SIDE tenga el control de las escuchas es un disparate porque es un organismo que no se puede controlar; en cambio, la Procuración General es un organismo abierto y, por ende, más fácil de controlar.

- ¿Nisman estaba subordinado a Stiuso?

- Es subestimar a Nisman… Formaban una sociedad en la que Stiuso conseguía la información y Nisman la analizaba y plasmaba en sus presentaciones. Ellos viajaron juntos a Detroit para entrevistar a dos personas por el caso AMIA, compartieron nacimientos de sus hijos, se consideraban amigos. También la exmujer de Nisman era amiga de Stiuso y una de las cosas que se revelan que es una clave del caso es el pedido de Nisman a la SIDE para que ayuden a Sandra Arroyo Salgado a convertirse en jueza federal. 


Pedro Barbieri (*)