Los hombres señalados por Héctor Recalde  

Santiago Lynch y Miguel Gutiérrez Guido Spano, los implicados

Lynch es abogado y asesor de la cámara que reúne a los empresarios proveedores de tickets alimentarios. Guido Spano es director de CEVAS y está vinculado a dudosas licitaciones y al escandaloso cierre de un hotel.

Ante periodistas, cámaras de televisión, diputados nacionales y asesores legislativos, el abogado de la CGT Héctor Recalde no dudó en indicar que los empresarios que le ofrecieron 20 millones de dólares para frenar un proyecto de ley en el Congreso fueron Santiago Lynch y Miguel Gutiérrez Guido Spano.

Lynch también es un abogado y uno de los directores del estudio Cueto Rua, Landaburu & Lynch con oficinas en la calle Cerrito al 800 del centro porteño. Lynch fue vinculado públicamente a las coimas por Recalde, y por Mariano Recalde, hijo del diputado y protagonista de la cámara oculta que revela el intento de soborno.

Lynch es asesor de la Cámara de Empresas de Servicios de Vales Alimenticios y Similares (CEVAS) y trabaja a la par del presidente de la entidad, Alejandro Engel, de donde habría nacido la idea de "cajonear" un proyecto de ley que intenta modificar el sistema de bonificaciones utilizado por las empresas proveedoras de tickets alimentarios.

Minutos más tarde de la publicación de su nombre, perfil.com se comunicó con el estudio de abogados donde trabaja Lynch pero desde allí, aseguraron que "no hablaría con la prensa hasta que esté al tanto de todo".

Según reveló Recalde (h) en un entrevista a un canal de cable, Lynch habría tenido al menos un contacto para discutir por el avance de la ley, pero fue Gutiérrez Guido Spano quien se sentó -y a quien se ve en la cámara oculta en manos de la justicia- a negociar "la bicicleteada" del proyecto a cambio de 20 millones de dólares.

La historia Gutiérrez Guido Spano es más oscura. Por medio de un sistema de puntajes que arrojó varias dudas se le entregó la concesión del Hipódromo de Palermo al empresario, ligado en su momento a Luis Russo Basile, entonces director de la Lotería Nacional.

Según las imputaciones que hicieron sus competidores en aquella licitación, Guido Spano no prometía muchas inversiones. Ante la dudosa adjudicación, el ex presidente Carlos Menem anuló por decreto el procedimiento y ordenó realizar el llamado nuevamente. El empresario se quedó sin nada.

Dueño de la empresa Hotelera Americana, ya había tenido su momento de fama unos años atrás. En diciembre de 1998, el Hotel Provincial de Mar del Plata fue cerrado luego de un escándalo. El último concesionario, Miguel Gutiérrez Guido Spano, que había tomado la conducción del negocio en el año 1984, tuvo que ser desalojado por orden judicial, ya que se había resistido a abandonar el complejo. No pagó el canon a la provincia y el hotel marplatense no paraba de acumular deudas.

Su trayectoria en el manejo de hoteles y empresas dedicadas al rubro servicios en turismo lo llevaron a ocupar, años más tarde, un sillón en el directorio de CEVAS, junto a Engel y a Lynch.

La cámara oculta y la documentación aportada por Recalde ya están en el escritorio del juez Octavio Aráoz de Lamadrid, a cargo del juzgado federal 9. La investigación la encabezará el fiscal Jorge Di Lello, y serán ellos quien pruben las responsabilidades de los empresarios sospechados.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: