POLITICA

100 días de paro de pescadores en Mar del Plata

El Sindicato Marítimo de Pescadores reclama un aumento salarial del 22 por ciento en un solo pago. La pelea con el gremio marítimo SOMU.

Foto:pescare.com.ar

El Sindicato Marítimo de Pescadores (SIMAPE) continúa con el paro de actividades que lleva más de cien días en el puerto marplatense en reclamo de una suba salarial del 22 por ciento en un solo pago.

La prolongación de la medida de fuerza fue dispuesta en una asamblea de quinientos trabajadores, que también rechazaron una propuesta de la dirigencia sindical de permitir que zarpen los barcos y retomar las tareas "a reglamento".

La huelga, en ese marco, persistía este fin de semana pero sin el bloqueo al puerto.

En este escenario, los fileteros que por el paro en el puerto no cobran sus haberes y jornales, cortaron ayer la autovía dos durante varias horas hasta la firma de un documento con funcionarios municipales y la fiscalía. En el mismo acuerdo, les prometieron bolsones de comida a entregar el martes y se acordó un plazo de 12 días hábiles para blanquear a los trabajadores y para entregar los subsidios.

Esta mañana, Juan Novero, secretario general de SIMAPE instó a los marineros a "estar más unidos que nunca para llevar a buen puerto este paro". El gremio, que pretende reunirse con los empresarios y lograr un 22 por ciento de aumento retroactivo a marzo, responsabilizó a las cámaras pesqueras por el impacto negativo que trae al puerto la continuidad de la protesta.

El secretario adjunto del SIMAPE, Pablo Trueba, señaló a la prensa que "nosotros seguimos firmes con nuestra posición". "Queremos sentarnos a discutir con los empresarios, como lo hemos hecho durante los últimos doce años. La responsabilidad de que hoy no haya un acuerdo salarial es de ellos", añadió.

Dos semanas atrás, los pescadores del SIMAPE intensificaron la protesta con la realización de piquetes que bloquearon el acceso al puerto marplatense, medida que mantuvieron varios días consecutivos. En esa oportunidad, los trabajadores impidieron el paso hacia las terminales 2 y 3, lo que obligó a los agentes de Prefectura Naval a profundizar la custodia en el ingreso al puerto, lo cual fue denunciado por el diputado provincial del FAP, Pablo Farías como "una clara militarización de un conflicto que es estrictamente salarial".

En rigor, los pescadores buscan que el aumento pedido les sea pagado en una sola cuota y no en dos como acordó el gremio marítimo SOMU, que lo cobrará en abril y julio. Durante los piquetes, empresarios de la cámara de Armadores de Buques Pesqueros de Altura y de la Industria Pesquera Argentina no ocultaron su malestar por la medida de fuerza.

Los empresarios cuestionaron la decisión del SIMAPE "de rechazar la propuesta superadora elaborada por el Ministerio de Trabajo y el Intendente Pulti" que respondía al reclamo que ese sindicato sostenía. "Resulta difícil comprender cuáles son los auténticos motivos de una decisión que inevitablemente profundizará los serios perjuicios económicos y sociales sufridos en los últimos meses, por toda la comunidad", advirtieron.

Además, se preguntaron si "el propósito central del SIMAPE es el de lograr mejoras para los trabajadores, mantener la pulseada con el SOMU o más bien el de defender su cuestionada personería gremial".

"De ser así, debería mantenerse en el ámbito judicial ó político gremial y no incentivando un conflicto que mantiene a toda la industria y la ciudad como rehén", aseveraron.


Redacción de Perfil.com