POLITICA

“A la Presidenta le dan letra y arma una fantasía”

La mujer del expresidente defiende a su marido tras ser acusado por el Gobierno de presuntas maniobras especulativas a través del banco Mariva.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Hilda Beatriz González piensa que ya es hora de que conozcan a la “Chiche mujer”, y no sólo a “la esposa de Duhalde”. Por eso se anotó como precandidata a gobernadora bonaerense, incluso sin un presidenciable que la impulse. Mientras tanto, la ex senadora se dedica a atajar las nuevas acusaciones de la presidenta Cristina Kirchner contra Eduardo Duhalde, esta vez vinculadas a supuestas maniobras especulativas realizadas por el banco Mariva, cuyo principal accionista es José Luis Pardo, un viejo amigo de su esposo y a quien ella “aprecia enormemente”. “Nuestra presidenta está delirando”, afirma la Chiche candidata.  

—¿Qué piensa de los cambios en el gabinete?
—Al Gobierno lo veo cada vez más encerrado en su círculo íntimo. Juan Carlos Fábrega (ex presidente del Banco Central) era un funcionario reconocido, pero ahora la tendencia es cerrarse. No veo un buen panorama.

—¿El problema es político o económico?
—En términos económicos, 2001 fue más difícil, pero ahora me preocupa la pobreza espiritual, anímica y cultural.

—¿Responsabiliza a los Kirchner?
—Fueron muchos años de decadencia, que han hecho implosión en esta década. Las formas tienen importancia, y acá hubo una pérdida de respeto por las instituciones a todo nivel: educativo, familiar, de seguridad.

—La Presidenta además vinculó a Duhalde con maniobras financieras especulativas.
—Nuestra presidenta está delirando. A nosotros nos acusó de todo desde 2005, cuando parecía inaceptable que me presentara como candidata. Seguirle la corriente es para la gilada, nos saca de temas importantes como la inseguridad, la inflación y la pobreza.

—¿Lo conoce a José Luis Pardo, accionista del banco Mariva?
—Para mí es Chicho. Lo conozco de hace por lo menos treinta años. Es parte de un grupo grande y heterogéneo en el que está mi marido. Son hinchas de Banfield, juegan al fútbol, a las cartas y comen asados desde hace décadas.

—También hablarán de política.
—Deben hablar de todo, como en cualquier asado de cuarenta personas. Pero ni sé qué piensan políticamente. El Chicho que yo conozco es el de las cartas, los juegos. A la Presidenta le dan letra y arma una historia de fantasía, una deducción loca.

—¿Quién más está en ese grupo?
—Pepe Pampuro estaba (actual funcionario del Banco Provincia) y Sergio Lapegüe, creo. Son muchos.

—¿Será candidata en 2015?
—Quiero ser gobernadora. Me creo la más conocedora y capacitada. A un gobierno como el de Daniel (Scioli), a quien aprecio, le resulta difícil pelear por los derechos de la provincia porque no tiene poder.

—¿Qué le dijo Duhalde sobre su candidatura?
—Cuando le conté se sorprendió y me dijo: “Te voy a acompañar”.

—¿Duhalde va a ocupar algún rol en su campaña?
—No. Yo sé que a mí se me conoce como la esposa de Duhalde, pero yo quiero que ahora conozcan a la Chiche mujer.



Andrés Fidanza