POLITICA

A los 52 años, Sergio Berni cambiará armas por chupete y baberos

El secretario de Seguridad de la Nación estaría en la dulce espera, y no sólo de un nuevo cargo.

Foto:Télam

Desde que asumió como secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni ha tenido que lidiar con tomas de rehenes, derrames tóxicos y bandas de narcotraficantes. Pero parece que el médico, militar y karateca deberá acomodar su agenda de hombre duro a algo mucho menos recio, como el cambio de pañales.

Es que, luego de varios años en pareja, Berni estaría esperando su primer hijo. Entre amigos ha dicho varias veces que para esta época esperaba estar retirado, y que la decisión presidencial de nombrarlo en su actual cargo postergó sus planes. 

Por eso ahora deberá conjugar las cuestiones domésticas con las laborales. Le serán de mucha utilidad, sin dudas, su disciplina castrense y la costumbre de levantarse todos los días antes del amanecer. 

Y si los primeros sondeos de su imagen dan porcentajes alentadores sostenidos, el funcionario probablemente estrene, además de baberos y mamaderas, una nueva función: candidato a jefe porteño por el oficialismo en las elecciones 2015.

(*) Publicado en la sección "El Espía" en Diario PERFIL Domingo.



Ernesto Ise