POLITICA TODOS MIRAN AL JUEZ RODRIGUEZ


Abogados de Lagomarsino apelarían el pase de la causa al fuero federal

En Comodoro Py se especula con el destino de la causa y su relación con las amenazas que denunció el propio fiscal en 2012.  

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc

Las especulaciones e internas entre distintos sectores marcaron la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman desde sus inicios y hoy, catorce meses después, siguen tan presentes como entonces. Esta semana se conoció la decisión de la sala VI de la Cámara del Crimen que envió la causa al fuero federal, tras la declaración de incompetencia de la jueza Fabiana Palmaghini, y el hecho renovó las elucubraciones de uno y otro lado. Mientras que los abogados del técnico informático Diego Lagomarsino planean llegar a la Cámara de Casación en lo Criminal y Correccional para apelar el pase, sectores cercanos a las querellas sospechan que allí se puede “politizar” el caso. En tanto, en Comodoro Py ya se especula con el destino de la causa y su relación con la denuncia de amenazas que había radicado el propio Nisman en 2012.  

Los abogados de Lagomarsino tienen diez días para apelar la decisión y entonces el caso recaería en la Cámara creada el año pasado. Es allí donde los allegados a las querellas señalan que “hay más de un integrante de Justicia Legítima” que va a buscar “politizar” la causa y “trabar” su pase, en “defensa” de la ex presidenta Cristina Kirchner, “a quien desde las querellas nunca se señaló”, sostienen.

Por otro lado, en los tribunales de Comodoro Py, entre los jueces que están de turno y a los que les podría caer el expediente de la muerte de Nisman, está Luis Rodríguez, titular del Juzgado Federal Nº 9. Es él quien también tiene a su cargo la causa por amenazas de muerte que el ex fiscal radicó tras recibir una serie de mails vinculados a internas entre sectores de inteligencia y de la investigación de la causa AMIA. Por esto, eventualmente, también podría recibir la causa por “conexidad”. Rodríguez fue siempre el magistrado señalado como el que la familia de Nisman quería que se hiciera cargo de la investigación.



Cecilia Devanna