POLITICA MONTES DEL PLATA, SOBRE EL RIO DE LA PLATA

Abrirán otra pastera gigante frente a la costa de San Isidro

Será en el primer trimestre de 2014. Ya están haciendo pruebas de producción. Fabricará 1.300.000 toneladas de pasta de celulosa.

PERFIL COMPLETO

Foto:Montes del Plata

Mientras se reaviva el conflicto binacional por Botnia-UPM, Uruguay está a punto de concretar su proyecto más ambicioso: Montes del Plata, a 48 km de San Isidro. Una de las pasteras más grandes del mundo está prácticamente terminada entre bellos montes sobre el Río de la Plata en Punta Pereyra, Conchillas.

Según el último censo, Conchillas tiene 1.060 habitantes. Pertenece al departamento de Colonia del Sacramento, y ganó el premio “Pueblo turístico del año” otorgado por el Ministerio de Turismo uruguayo.

La alianza entre la empresa chilena Arauco y la sueco–finlandesa Stora Enso, invirtió 1.900 millones de dólares para producir 1.300.000 toneladas de celulosa por año, y así superar a UPM. Fuentes de la empresa dijeron a PERFIL que “se está en etapa de pruebas y puesta a punto de las diferentes áreas”, y que en las obras “trabajan 4.650 obreros, de los cuales el 70% son uruguayos”.

Confirmaron que “el avance del proyecto es del 93%”. El vicepresidente ejecutivo de Arauco, Matías Domeyko, informó al diario chileno Pulso que la puesta en marcha será en el primer trimestre de 2014. Creen que el nuevo año traerá el anhelado “start up”, cuando caigan los primeros chips al digestor. El proyecto integral es de 500 hectáreas, con puerto, zona franca y planta propia de energía, cuyo excedente se venderá al Uruguay.

Un puerto con dos muelles. La geografía fue determinante. Desde la empresa, el ingeniero Luis Ceiter dijo en el mes de agosto, según la agencia AFP, que la zona se eligió “por su provisión de agua dulce, la existencia de un caudal adecuado para enviar el efluente, y una justa vinculación –cercanía y lejanía– con los centros poblados”. El transporte se repartirá entre rutas y ríos. A sólo 800 metros se ubica el canal Martín García, Río de la Plata. Por eso el puerto tendrá dos muelles. Por el mayor, saldrá la producción hacia Europa, Estados Unidos y Asia. Por el menor, ingresarán barcazas con materia prima de las plantaciones forestales que Montes del Plata tiene en 155 mil hectáreas del mapa uruguayo.

Desde aguas arriba del río Uruguay, en Fray Bentos, una de las proveedoras de rollizos será Mbopicuá, que funciona en el predio donde se iba a ubicar la española ENCE, y pertenece a Montes del Plata. El proyecto encontró algunos problemas con gremios y rechazo de grupos ambientalistas que objetan el modelo forestal. Facebook reúne el grupo “No queremos a Montes del Plata en Punta Pereyra”.

Ríos de conflictos. Montes del Plata avanza a paso firme, pero quizás sufra algunos escollos impensados, coletazos del renovado conflicto binacional. El ingeniero Ceiter advirtió que “una condición básica era que el proyecto estuviera sobre el Río de la Plata y no sobre el río Uruguay”.

¿Por qué el río Uruguay trae más problemas limítrofes que el Río de la Plata? Así como para el río Uruguay funciona la compartida Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), con sede en Paysandú, también existe la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), con sede en la isla Martín García, que suele sesionar en una oficina porteña, en Paraguay y Lavalle.

La CARP, creada según acuerdos binacionales de 1973-1974, tiene un estatuto de funcionamiento muy similar a la CARU, pero una diferencia sustancial: no contempla “mecanismos de consulta previa” para obras sobre el río.

Frente al vacío normativo, el gobierno argentino no puede reprochar esa omisión, tal como lo hizo en el caso Botnia. De todos modos, el conflicto irresuelto puede salpicar algunos planes de Montes del Plata y Uruguay para los próximos meses.

El proyecto pastero necesita del dragado del río Uruguay para el mejor tránsito de las barcazas desde Mbopicuá hacia Conchillas. Y a la vez, requiere del dragado del canal Martín García para la salida de la exportación. La CARU debe resolver el dragado del río Uruguay. La CARP tiene que decidir sobre el Río de la Plata. En ambos organismos, la presidencia es rotativa. Hoy el sillón está ocupado por el ingeniero Hernán Orduna, entrerriano, “El Vasco”, a quien diplomáticos uruguayos llaman “el asambleísta”.



Fabian Magnotta, desde Gualeguaychú