POLITICA DDHH

Abuelas sobre el caso Bacca: "Constituye una afrenta a su memoria"

El TOF4 autorizó al nieto 95 a conservar sus apellidos adoptivos. La entidad que conduce Estela de Carlotto rechazó la sentencia.

Hilario Bacca y Estela de Carlotto
Hilario Bacca y Estela de Carlotto Foto:Cedoc / Dyn
Luego de que trascendiera la sentencia del Tribunal Oral Federal 4 de la Ciudad de Buenos Aires sobre el pedido del nieto recuperado número 95, Hilario Bacca, de conservar sus apellidos adoptivos, la asociación Abuelas de Plaza de Mayo salió a rechazar el fallo a través de un comunicado en el que sentenció que ese reclamo "constituye una afrenta a su memoria".

En el comunicado que se publicó en su sitio web, la asociación que conduce Estela de Carlotto consignó: "El fallo del TOF 4 vulnera los derechos de los familiares de los desaparecidos Liliana Pereyra y Eduardo Cagnola y constituye una afrenta a su memoria". En el texto, la organización destacó la condena a los padres adoptivos de Hilario: "Hace menos de cuatro años, el 22 de abril de 2013, el propio TOF 4 condenó a los apropiadores de Hilario, José Ernesto Bacca y Cristina Gloria Mariñelarena, a la pena de 6 años de prisión, por ser coautores penalmente responsables del delito de retención y ocultamiento de un menor de diez años, supresión del estado civil de un menor de diez años y falsificación ideológica de dos documentos públicos".

Consultado por PERFIL sobre el cambio de dirección del TOF 4, Hilario explicó: "Vieron mi ansiedad y ahí fue cuando quisieron entender porqué me pasaba todo esto". El nieto recuperado 95 argumenta que querer conservar el nombre que usa desde hace 39 años es su forma de lidiar con su historia y su pasado: "¿Por qué mi derecho tiene que estar por detrás de tantos otros derechos?", planteó. 

En ese sentido, amplió que, a su parecer, Abuelas de Plaza de Mayo no dio un paso más allá para entender qué es lo que les sucede a todos aquellos que descubren su verdadera identidad: "Somos todos cuarentones, ya estamos grandes y tenemos el derecho a decidir". "No hubo en 40 años un momento de introspección para repensar el modo de ver cómo seguimos viviendo y nos victimicen menos", aseveró en una entrevista exclusiva con PERFIL

"El 13 de octubre de 2015, la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal confirmó íntegramente las condenas a los apropiadores, pero también cuestionó severamente la decisión de delegar la reinscripción en la justicia civil, afirmando que 'desatiende las obligaciones del Estado de dar una respuesta eficaz a las víctimas de estos delitos y cesar con los efectos de la apropiación, vulnerando con su decisión los derechos a la verdad y a la identidad –en su aspecto individual y colectivo–'. La Cámara de Casación dispuso confeccionar una 'nueva acta de nacimiento, con el prenombre y el o los apellidos de sus padres biológicos', a la que definió como 'la pieza final en el reconocimiento de la verdad e identidad de la principal víctima de esos delitos y de los derechos de sus familiares biológicos', expuso Abuelas, Y precisó: "El fallo del TOCF 4 que se divulga públicamente hoy no ha respetado esta orden que le diera su tribunal superior".

Según la sentencia inédita, Hilario debe inscribir su nacimiento como hijo de sus padres desaparecidos y bajo la identidad correspondiente, aunque se añadiría una nota marginal en la misma que le permitiría conservar el nombre y apellido adoptivos. "Rechazamos esta decisión por la que se pretende una 'legalización' del despojo que Liliana Pereyra, Eduardo Cagnola y sus familiares sufrieron a manos del terrorismo de Estado y de los apropiadores Bacca y Mariñelarena", concluyó el escrito de Abuelas.