POLITICA OPERATIVO NACIONAL

Activan un comité de crisis para actuar frente a posibles desmanes en diciembre

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, se reunió con sus colegas de las provincias, fiscales y jefes policiales. Intentan evitar desborde de las fuerzas. Giran $ 1.000 millones.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Atento a posibles reclamos salariales de la Policía, y con la historia fresca del año pasado, el Gobierno avanzó con un plan “antiacuartelamientos” y ofreció ayuda a los gobernadores ante posibles actos de rebeldía por parte de las fuerzas de seguridad. Por ello se reactivó el trabajo del comité de crisis que sumó a una comisión especial de fiscales para casos de sedición.

Los gobernadores temen desbordes hacia fin de año, y vienen reclamándole al Gobierno apoyo en materia presupuestaria y logística, y acciones coordinadas con la Justicia. Además se teme que cualquier desborde genere, como pasó en Córdoba el año pasado, un efecto “contagio” en el resto.

De esto se habló hace diez días en un encuentro reservado encabezado por el secretario de Seguridad, Sergio Berni, 22 ministros de seguridad provinciales y la cúpula de la Federal, Gendarmería, Prefectura y la PSA. En uno de los salones del Hotel Howard Johnson de Pilar, Berni intentó plantear un mapa de contención y les aseguró que en los lugares donde haya levantamientos policiales habrá asistencia automática. Puso como ejemplo el caso de Caleta Olivia y Río Gallegos, donde se tomaron cuatro de las cinco comisarías, por el cual el Gobierno tuvo que mandar cien gendarmes y otros tantos prefectos para contener la protesta. Lo escuchaban también la ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez, y el gobernador bonaerense, Daniel Scioli.

El Gobierno no quiere un diciembre complicado. Por ello les hizo saber a los gobernadores que se está poniendo en marcha el decreto 1765/2014 que implica el desembolso de $ 1.000 millones, a través de Nación Fideicomisos, en equipamiento para las policías locales, unos mil autos y unas 500 camionetas. El dinero se pagará a cuenta de la coparticipación federal.

Entre las zonas que más preocupan al Gobierno se encuentran el Gran Mendoza y el Gran Tucumán (las periferias de las capitales), Bariloche –donde el año pasado comenzaron los primeros saqueos– y la provincia de Buenos Aires, en particular los municipios de Escobar (se habló de un Carrefour de la zona) y San Martín.

En el encuentro en Pilar también disertó Fernando Domínguez, fiscal federal de San Isidro y quien preside una comisión especial de fiscales para investigar los alzamientos policiales. Alertó que, ante cualquier intento de rebelión, lo primero que debía realizarse era una denuncia por sedición para que puedan actuar con celeridad y para coordinar el trabajo con Gendarmería y Prefectura, en caso de ser necesario. Además, contó cómo se desactivó el conflicto en Santa Cruz, el mes pasado, donde los efectivos reclamaban un 25% de aumento salarial. Entre los participantes estaban Alejandro Granados, quien está a cargo de la seguridad bonaerense; su par porteño, Guillermo Montenegro –quien tuvo tiempo para tomar el micrófono y elogiar la cumbre– y Raúl Lamberto, el santafesino que tiene que lidiar con el narcotráfico en Rosario.

Varios funcionarios provinciales le pidieron a Berni que viajara a sus distritos, e incluso comenzaron a organizar reuniones regionales de ministros de seguridad.

“Tienen que actuar en conjunto, si uno cede ante una extorsión eso genera un efecto rebote muy difícil de parar”, explicó a PERFIL uno de los funcionarios de la cartera de Seguridad.

El ágape también sirvió para limar viejas asperezas entre algunos ministros. Por ello a Montenegro se lo vio bien predispuesto, a pesar de que Berni suele decir en privado que el ex juez no es muy adepto al trabajo.

 

‘Minando’ de policías

El ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, afirmó ayer que está “minando” la Provincia de policías para que los “vecinos se sientan tranquilos” y confirmó que en diciembre habrá 10 mil efectivos más en la calle.

Luego de participar del cierre de curso de la Escuela de Policía de la Provincia, en Ezeiza, el funcionario calificó de “histórica” la descentralización de estas fuerzas y valoró que esto va a “permitir disponer” de un cuerpo de efectivos “más operativo y activo”.

En tanto, aseguró que el año que viene “cada municipio contará con una Dirección Distrital Antinarcóticos (DDA), y con propia Dirección Distrital de Investigaciones (DDI)”.

Granados valoró el egreso de 10 mil nuevos efectivos de la academia Juan Vucetich, a quienes destinará a los Comandos de Patrullas Comunitarias, a los Comandos de Patrullas Rurales, comisarías y Operativo Sol.

“Diciembre –sostuvo– será un mes bisagra en la Provincia porque tendremos en la calle 10 mil nuevos hombres en la fuerza, una cifra récord, sin precedentes en la historia de la Policía Bonaerense”, remarcó. En este sentido, agregó que están “minando la Provincia de policías” para que los “vecinos se sientan seguros y tranquilos”.



Ezequiel Spillman