POLITICA INSEGURIDAD BONAENRENSE

Acuerdo entre Nación y Vidal para reforzar el Conurbano con fuerzas federales

Movilizarán a grupos especiales como GEOF en estaciones de trenes y micros. Es una consecuencia de los asesinatos y las protestas que sacudieron al Gran Buenos Aires durante la última semana.

Selfie. La gobernadora ayer al arribar al encuentro nacional del PRO que se celebró en Pilar para anticipar la campaña electoral.
Selfie. La gobernadora ayer al arribar al encuentro nacional del PRO que se celebró en Pilar para anticipar la campaña electoral. Foto:Cedoc Perfil

La sucesión de casos de inseguridad en el Conurbano obligó a los funcionarios bonaerenses y a sus pares nacionales a rediagramar el trabajo en “zonas calientes”. El macrismo prepara ahora el desembarco de fuerzas federales especiales, como el GEOF, para colaborar tanto en la saturación de áreas conflictivas como en estaciones de trenes y paradas de colectivos, sobre todo en el horario de regreso laboral

A ello se le suma la conformación de una mesa de monitoreo específicamente conformada para seguir la situación del Conurbano. El grupo se reunirá semanalmente y estará integrada por los encargados de la seguridad de la Provincia y de la Nación con el mapa de delito como telón de fondo.

Las novedades se dan luego de tres casos que coparon la agenda y causaron protestas vecinales. El primero cuando un niño de apenas tres años murió tras ser baleado por un joven en Lomas de Zamora. Luego fue el homicidio de una pareja de jubilados. Y finalmente, un colectivero que falleció tras un disparo de un delincuente en Almirante Brown.

En este contexto, esta semana se acordaron una serie de medidas para intentar paliar la situación que se desató a una semana del cierre de listas y en medio de un año signado por la campaña electoral.

Sobre las medidas dialogaron el jueves en el Ministerio de Seguridad, la ministra Patricia Bullrich y el secretario Eugenio Burzaco con Vicente “Tito” Ventura Barreiro, subsecretario de Planificación, Gestión y Evaluación, y hombre de máxima de confianza del ministro Cristian Ritondo.

Al refuerzo en estaciones de trenes y terminales de colectivos, se añadirá una saturación policial en zonas “conflictivas”. Para esto la ministra Bullrich decidió tomar el ejemplo de la Provincia, donde María Eugenia Vidal y Ritondo anunciaron que la Infantería y la Caballería se sumarían a los trabajos de prevención. En su caso, la Nación dispondrá que las fuerzas especiales como el GEOF, Alacranes o Albatros se desplacen para aumentar la presencia.

Intendentes. Otro capítulo del entramado de inseguridad en el Conurbano está relacionado con los caciques municipales. En las últimas semanas muchos de ellos comenzaron a quejarse tanto con la Provincia como con la Nación. Afirman que no ven a las fuerzas federales, en especial Gendarmería, y que, como mínimo, hay menos agentes. Por caso, Martín Insaurralde, de Lomas, se lamentó de que llevaron fuerzas federales al Hospital Posadas en detrimento de otras zonas del Conurbano.

No movimos a ninguno”, se defendieron en el Ministerio de Seguridad. “Cuando los intendentes vienen al ministerio dicen otra cosa de la que expresan en los medios”, completaron.
También hay problemas con las policías locales.

Vidal se viene quejando, cada vez con mayor énfasis, por el presunto desmanejo por parte de los intendentes. El jueves en una reunión de seguimiento de gestión con Ritondo le dijo al ministro que a su criterio las usaban “para cuestiones políticas”.

Los intendentes defienden el manejo de las policías locales como un refuerzo frente a la inseguridad.

Pata judicial. Paralelamente, la Procuración bonaerense, a cargo de Julio Conte Grand, le aseguró a los funcionarios de la Provincia que se trabajará bajo dos ejes. En primer lugar, acelerar los trámites en lo que se refiere al sistema de denuncias que reciben los fiscales. El otro punto, clave según la propia Vidal, será apurar los allanamientos, en especial en causas sensibles.

En el caso de Lomas de Zamora se presenta un desafío particular: el fiscal general, Enrique Ferrari, enfrenta un jury que está frenado por la oposición en la Legislatura bonaerense. El macrismo lo acusa, además, de tener un fuerte compromiso con el PJ local.