POLITICA


Acusan a la exsecretaria de Miceli de mentir en el juicio por la bolsa

Para el fiscal, hubo "falso testimonio" de parte de la exsecretaria privada María Teresa Barco. Cómo evitó comprometer más a su ex jefa.


Foto:Cedoc

María Teresa Barco, exsecretaria privada de la ex ministra de Economía Felisa Miceli (2005-2007), fue acusada hoy por la Fiscalía de supuesto "falso testimonio" en el juicio por una bolsa con dinero hallada en el baño del despacho de la ex titular del Palacio de Hacienda.

Barco aseguró el jueves pasado que los 100 mil pesos encontrados en el baño privado de Miceli estaban empaquetados en cuatro fajos, uno al lado de otro, mientras que el resto de los testigos sostuvieron que estaban apilados en un solo 'ladrillo'.

Frente a la acusación de la Fiscalía, el Tribunal Oral Federal 2 (TOF2) difirió cualquier resolución y dispuso que se tomarán testimonios para que se investigue si Barco incumplió o no su promesa de decir la verdad, informaron hoy fuentes judiciales. Barco, que trabajaba en el Banco Nación y fue llevada por Miceli al Ministerio, declaró que su jefa "no dijo absolutamente nada" cuando ella le devolvió la bolsa con 100 mil pesos y 31.670 dólares que policías habían hallado en el baño privado de su despacho.

Tanto el tribunal como la fiscalía la interrogaron sobre si ella no había tenido la inquietud de saber más del asunto y consultar, pero solamente comentó que "las secretarias no preguntamos". Barco no supo explicar por qué contó los fajos con dólares pero no los de los pesos. "Porque eran muchos", se justificó.

"Yo le entregué la bolsa y me fui. Tenía con ella una relación de jefa a secretaria, no éramos amigas", agregó. Barco, más las otras dos secretarias Lucía Ferreira y María Buchea, recordaron que en la oficina "había una caja fuerte" para guardar plata y documentos, no obstante lo cual el dinero no estaba allí sino en una bolsa que colgaba de una percha en el armario del baño privado.

Miceli está acusada de "destrucción de documento público" por la desaparición del acta original del hallazgo de la plata. En la etapa de instrucción, ella declaró que la había solicitado para fotocopiarla y repartir a la prensa, pero sostuvo que no recordaba a cuál de sus secretarias se la había dado o dónde podría haber quedado.

Las otras exsecretarias también eludieron comprometer más a Miceli en sus declaraciones. Fueron María Santarelli, la que dijo estar con Miceli en un evento en el momento de la inspección policial; María Buchea, quien también fue testigo del hallazgo de la Policía en el baño, y Lucía Ferreiro, ausente en el momento clave, pero con quien pereció mantener lazos afectivos hasta hoy la exministra.

También Miceli está acusada del delito de "encubrimiento" de alguna eventual maniobra financiera ilegal, pues en la instrucción se llegó a establecer que el "ladrillo" con 100 mil pesos, identificado como lote "38.057 Bco. 30" del Banco Central, salió de allí hacia la Caja de Crédito Cuenca Cooperativa Limitada, del barrio Villa Lynch, donde no existían registros de ninguna operación de la ministra, informó DyN.



Redacción de Perfil.com