POLITICA EL 2 DE AGOSTO

Advierten que el celular de Santiago Maldonado fue usado cerca de Esquel

El ingeniero Ariel Garbarz realizó un estudio de los posibles lugares donde usaron el teléfono un día después de la desaparición del joven, pero la Justicia no quiso aceptar la información.

Ariel Garbarz
Ariel Garbarz Foto:mdzol.com

La Justicia y el Gobierno acercan cada vez más la hipótesis de la desaparición forzada de Santiago Maldonado en manos de "siete gendarmes". Mientras tanto, el ingeniero Ariel Garbarz, perito propuesto por la querella de la Comisión Provincial de la Memoria (CPM), aseguró que uno de los teléfonos del joven fue usado el 2 de agosto, un día después de la última vez que lo vieron, cerca de Esquel. Sin embargo, el juez Guido Otranto y la fiscal Silvina Ávila no quisieron aceptar la información.

Para el ingeniero, la información que encontró es clave: "Tenemos información muy importante sobre la geolocalización. Es la punta del ovillo de la causa. Impactó en una antena de Movistar, sabemos cuál es pero se lo vamos a decir a la Justicia".

La zona de la Pu Lof, el territorio mapuche donde se vio por última vez a Maldonado antes del operativo de Gendarmería Nacional, no capta señal de celular. De allí hacia el sur, las antenas más cercanas están a 80 kilómetros, en Esquel (en el aeropuerto, en el centro de esquí El Hoyo, en los suburbios y en la propia ciudad). 

La hipótesis de Garbarz coincide con lo que relató ante el magistrado el amigo del tatuador, Ariel Garzi, quien declaró que llamó a Maldonado el 2 de agosto a las 15.34 y alguien lo atendió durante 22 segundos, aunque no habló. "Escuché ecos y pasos y después cortaron", precisó, y agregó que al siguiente llamado ya dio apagado.

Sin embargo, el especialista se volvió indignado a Buenos Aires porque no lo aceptaron como perito: "Nunca me pasó en 20 años que no reciban a la querella".

En diálogo con Infobae, Garbarz argumentó que lo más importante sobre saber dónde se activó el aparato de Maldonado es la posibilidad de detectar qué otros celulares estaban encendidos alrededor de éste. "Podrían ser testigos o posibles sospechosos. Y alguien atendió ese celular. Los teléfonos no se atienden solos. Pudo haber sido Santiago. U otra persona", remarcó.

Por último, no descartó la posibilidad de que hayan encendido el celular para desviar las pistas: "Alguien lo puede prender lejos de la escena del crimen para distraer la atención, por eso es necesario tener esa información en la causa", aunque también consideró que haya sido prendido por error.