POLITICA

Afirman que dispararon contra un auto de Massa

El candidato lo desmintió y ordenó una pericia para probar que no hay orificios de bala. Pero otras fuentes lo confirmaron.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

La camioneta Volkswagen Touareg en la que suele moverse el candidato a diputado nacional del Frente Renovador Sergio Massa habría sido baleada. El postulante nunca lo denunció. Y tampoco lo difundió, como cuando entraron a robar a su casa de Tigre. Pero sus colaboradores lo confirmaron en reserva.

"Desmiento categóricamente la versión de haber sido víctima en ninguno de los vehículos de semejante situación durante la campaña. Asimismo, he procedido a hacer verificar esta tarde ante escribano publico con acta la situación de ambos vehículos, para que no quede ninguna duda, con revisión especializada”, aseveró Massa tras ser consultado por PERFIL sobre la información que habían revelado en su entorno. Días antes, cuando la información sobre el incidente había comenzado a desperdigarse por círculos políticos y periodísticos, Massa se encargó de exhibir los vehículos a un grupo de periodistas para demostrar que no tenían rastros de balazos. Aquello que el candidato desmintió, su entorno lo confirmó.

Datos. Un colaborador directo de Massa precisó que los incidentes fueron dos. Uno de los cuales ocurrió después de haber sufrido el robo en su vivienda.
Días atrás, Massa llegó a revelarle a un interlocutor que vio la figura del atacante. PERFIL no pudo confirmar ese dato. Muy posiblemente existen razones familiares y políticas detrás de la decisión del intendente de negar la información. Pero la gravedad del incidente abre interrogantes sobre su silencio.
En la página 18 de esta edición, el columnista Roberto García da cuenta del incidente. Y señala textualmente que Massa no denunció “un atentado con dos tiros en su camioneta en los alrededores del restaurant La Calesita, lo que también explica la impropia repulsa contra el gobernador”, en referencia al insulto de su esposa Malena a Daniel Scioli.
Durante la última semana, los problemas de seguridad en la recorridas de Massa llevaron al Frente Renovador a suspender actividades en el Conurbano. Se levantaron, por ejemplo, recorridas por González Catán y Rafael Castillo, en La Matanza. Antes hubo graves incidentes en el partido de Tres de Febrero.

A comienzos de la semana, el robo a la casa del candidato a diputado del Frente Renovador, Sergio Massa, había generado un fuerte cruce entre el Gobierno nacional y el intendente de Tigre, tras ser revelado por el periodista Horacio Verbitsky en el diario Página/12.

Declaraciones. Las acusaciones del Gobierno habían apuntado especialmente a la decisión de Massa de mantener su robo en secreto. Las críticas kirchneristas denunciaron incluso una suerte de complicidad entre el fiscal Mariano Magaz, a cargo de la investigación, y el candidato.
Ayer, el fiscal rompió por primera vez el silencio. “No hubo ningún ocultamiento. Se cumplieron todos los pasos procesales correspondientes. Se cumplió en tiempo y forma con la carga de la causa en el sistema informatico. Si la causa no hubiese estado cargada el juez no podría haberle dado inicio”, se defendió Magaz ante PERFIL.

El ministro de Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, había acusado al fiscal de darle “impulso de secretismo a la causa para proteger al intendente o a alguien”.
Según los registros de la Procuración bonaerense, la causa fue cargada dentro las 24 horas que se iniciaron las actuaciones (22 de julio). Incluso, desde la procuración comandada por María del Carmen Falbo se trabajó en un comunicado que le daría respaldo institucional al fiscal Magaz, pero se retrasó su publicación por la cercanía con las elecciones.

La noche del robo (20 de julio) Magaz le recomendó a Massa no hacer público el hecho ya que, de acuerdo al registro de las imágenes de las cámaras de seguridad del barrio y de la casa del intendente, habría agentes de prefectura involucrados. Al otro día, se produjo la detención del prefecto Alcides Díaz Gorgonio y poco después el fiscal solicitó la detención de otros dos prefectos que estuvieron en la garita de seguridad con el detenido.
Sin embargo, el juez no hizo lugar a las otras dos detenciones. Primero solicitó que se revisen las actas para corroborar los nombres de los guardias que debían estar en el horario de ingreso y de salida del asaltante, en el contry Isla del Sol.
“No se descarta ninguna línea investigativa. Se van a ir descartando a medida de que se sumen elementos a la investigación”, sostuvo Magaz ante este medio sobre la hipótesis del robo.

Otro de las críticas de Casal tuvo que ver con la pericia de la vaina encontrada en la casa de Massa. “El 30 de julio (el fiscal) envió un oficio al Ministerio pidiendo el peritaje de una vaina, que ahora caemos que se trataba de la misma causa que mantuvo en secreto”, dijo el ministro asegurando que la policía no supo. Sin embargo, de acuerdo al expediente al que accedió PERFIL, los oficiales de la policía científica a cargo del peritaje firmaron el resultado de la prueba en las mismas fojas en la que se detalla el número de expediente judicial 14-10-001654-13.

Silencio y oscuridad parecen entrecruzarse en los incidentes de inseguridad que atraviesan la política y, en especial, la campaña bonaerense. Una superficie turbia donde los intereses buscan imponerse a la necesidad de claridad.



Damian Nabot