POLITICA NUEVAS DEMANDAS DE LOS VOTANTES

Ahora a los candidatos se les pide “ser moderados”

Expertos en opinión pública describieron las principales cualidades que debería tener un presidenciable para atraer la mayor cantidad de votos. La apertura al diálogo y el combate de la corrupción, entre las prioridades.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

¿Qué factores podrían describir al candidato “ideal” para las elecciones de 2015? Expertos en opinión pública detallaron las principales características que debería tener el hombre que quiera llegar primero en la carrera hacia la Casa Rosada.

En el top five aparece primero la moderación, en sintonía con la idea de “bajar un cambio”. “La primera característica es el diálogo y la apertura. El kirchnerismo marcó una etapa de 12 años con mucha intensidad ideológica, disputas discursivas, políticas y económicas. Hoy la ciudadanía está virando hacia algo más tranquilo”, reflexionó Juan Germano, director de la consultora Isonomía.

Hugo Haime, de la consultora homónima, sostuvo que la moderación juega un factor central: “La gente no quiere continuar con los enfrentamientos, la idea de dejar de pelearse es una demanda importante, al igual que la bandera de unir a la sociedad”. Esta característica no se presentó en otras elecciones, como la de 2003, ni cuando el kirchnerismo impulsó la consigna de “profundizar el modelo”.

En segundo lugar, expertos coincidieron en “la credibilidad y la honestidad” como valores fundamentales. Así como la corrupción volvió a aparecer hace un año y medio como un tema vital en las encuestas, para los candidatos será importante que se despeguen de hechos delictivos. El “roban pero hacen” no estará presente en 2015. “Esta característica surge no sólo bajo la idea de no robar sino también de poder combatir la corrupción existente”, destacó Germano. Para Haime la honestidad aparece como “un deber ser”, ya que “nadie confía demasiado en que los políticos sean honestos”.

Los conceptos de “cercanía y afectividad” aparecen en el tercer lugar de la lista. “Es importante que el candidato comprenda los problemas que tiene la ciudadanía en el día a día. Si bien debe tener dotes de estratega, también es vital la cercanía”, explicaron desde Isonomía.

Para el director de Ibarómetro, Ignacio Ramírez, la cuestión afectiva que une al kirchnerismo con un sector del electorado será clave. “La debilidad de las opciones opositoras está basada, entre otras razones, en una deficiente comprensión del vínculo entre el kirchnerismo y un importante sector de la sociedad”, explicó.

La honestidad y la cercanía, analizan los consultores, suelen ser dos de las característica que más repiten en todas las elecciones.

En cuarto lugar aparece el concepto de “liderazgo” a la hora de generar “gobernabilidad”. Para el director de Ibarómetro: “en el electorado argentino no hay lugar para los débiles. La promesa de cambio deberá estar acompañada de signos de estabilidad y firmeza”. Germano agregó: “Buena parte del electorado creció con el kirchnerismo, que ejerció el poder con la mayor intensidad posible. El desafío de los candidatos es mostrarle a la ciudadanía que ellos podrán gobernar”. Haime coincidió: “Lo principal que se les va a pedir es cómo van a salir de la crisis económica”.

La claridad de las ideas también tendrá peso, pero por ejemplo el carisma no será tan importante como en otras elecciones, aunque sumará. “Massa, Scioli y Macri entienden la lógica moderna de la comunicación, donde se mezclan el espectáculo con el deporte y una actitud descontracturada”, resume Germano.

Un dato final: la diferencia ideológica (progresismo vs. conservadurismo) estará en segundo plano. “El 60% de la gente vota al centro, apenas un 15% va por los costados”, sintetizó Haime.



Ezequiel Spillman