POLITICA

Ahora, la Ley de Lemas enfrenta al gobernador con el kirchnerismo

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

El kirchnerismo no está dispuesto a relegar el poder en Santa Cruz y ya piensa en 2015. Con la amenaza latente de perder la provincia   a manos del radical Eduardo Costa, ya barajan como opción modificar el sistema electoral. La clave sería ampliar la Ley de Lemas, que hoy solo se circunscribe al ámbito municipal, para que alcance a la figura de Gobernador y Vice.

La idea empezó a tomar forma la semana pasada en El Calafate cuando el Frente para la Victoria se reunió para recibir a la Presidenta de la Nación en la “Fiesta del Lago”. Aunque viene analizándose desde el resultado de las legislativas del 2013, cuando Costa se impuso a los candidatos justicialistas que llegaron divididos por la interna entre el FpV y el PJ que encabeza el Gobernador Daniel Peralta.

Mientras esas relaciones empiezan a recomponerse, al menos en términos institucionales, ingresará un proyecto de ley a la Legislatura Provincial  que tiene como propósito permitir la presentación de más de un candidato a gobernador por cada partido político.

 Al menos un sector del kirchnerismo considera que la reforma no sólo evitaría una nueva interna con el “peraltismo” sino que además impediría la división de votos sumándole al candidato que obtenga más sufragios.  “Todas las alternativas que permitan profundizar el modelo son válidas”, se sinceró el intendente de Río Turbio, Matías Mazú.

La oposición de Santa Cruz viene batallando hace años contra la Ley de Lemas instaurada en la provincia desde 1988. El año pasado, en medio de la pelea entre Peralta y el FpV, el gobernador firmó un compromiso con la oposición para propiciar su eliminación. Poco después mandó un proyecto de ley a la Cámara de Diputados para derogarla.

Esta semana Peralta ratificó su negativa a continuar con la Ley de Lemas y se mostró a favor de aplicar Primarias, Abiertas y Simultáneas como a nivel nacional. El Gobernador considera que la Ley de Lemas desdibuja la función de los partidos políticos de elegir a sus candidatos. Además, que desvirtúa la voluntad popular al ser elegido –en ocasiones- un candidato que no obtuvo la mayoría de los votos.

“Es un sistema electoral que cumplió su ciclo y que hay que modernizar, la PASO es un sistema que se puede implementar”, le dijo ayer a PERFIL el diputado Alejandro Victoria (PJ), un aliado de Peralta en esa Cámara. La ley de lemas “ha propiciado la fractura de los partidos políticos”, agregó el legislador.



Pablo Manuel desde Río Gallegos