POLITICA

Ahora los rivales internos de Macri creen que pueden fortalecerse

La UCR y los seguidores de Elisa Carrió buscaron poner paños fríos frente al debate abierto en torno a Macri por el resultado de la Capital Federal.

Foto:DyN

“Acá el error es creer que la polarización es entre Macri y Scioli, la polarización es entre el Frente para la Victoria y Cambiemos”. La reflexión la hizo un importante dirigente del radicalismo, que se muestra convencido de que el resultado porteño sirve para potenciar a todo el frente que armaron la UCR, la Coalición Cívica y el PRO.

Atajando los comentarios que hablaban de que el resultado podía perjudicar las chances de Mauricio Macri, tanto radicales como lilitos salieron a poner paños fríos y sostener que lo mejor que le puede pasar al candidato del PRO es que también se fortalezcan sus rivales internos: Ernesto Sanz y Elisa Carrió. Además, muchos creen que si en todo caso Macri pierde votos no van a ir muy lejos, ni a Massa y mucho menos a Scioli.

El problema es que en ECO también juega el socialismo, que lleva a Margarita Stolbizer de candidata a presidenta. Y a nivel nacional no forma parte del Frente Cambiemos. Por eso, Martín Lousteau repite que él hará campaña por los tres, respetando que son los candidatos de la fuerza que lo llevó a quedar peleando voto a voto el ballottage.

Cada uno, así, intentará hacer una interpretación que lo favorezca. Lilitos y radicales, dirán que se beneficia Cambiemos. Socialistas, que una vez más las encuestas se equivocaron y que hay un espacio de votos progresistas que no irá a Macri.

Lo cierto es que la elección demostró que las motivaciones de los votantes pueden cambiar de elección en elección. Lousteau se llevó muchos votos del kirchnerismo, pero también de futuros votantes de Macri, sobre todo en octubre. Y en tres semanas, los porteños tendrán múltiples opciones para elegir como presidente, en una discusión que excede lo que haya pasado en la votación porteña.



Gabriel Ziblat