POLITICA LA ESTRATEGIA DEL BONAERENSE

Al gobernador no le afecta seguir jugando con Cristina

A pesar de que decidió mantenerse cerca del kirchnerismo en estas elecciones, el 53% de los bonaerenses considera que Daniel Scioli está “más bien alejado” de la presidenta Cristina Kirchner. Sin embargo, hay diferencias respecto de si tiene un proyecto distinto o si es una continuidad del proceso iniciado en 2003. El 35%, en cambio, lo ve todavía como un dirigente cercano y leal a la Presidenta.

Las cifras surgen de un sondeo que la firma Federico González y Cecilia Valladares, Consultores en Marketing Político, y la empresa MGMR realizaron en exclusiva para PERFIL en territorio bonaerense. Son un reflejo de que la decisión del gobernador de mantenerse alineado y no romper con el kirchnerismo no le repercute directamente en su imagen. El 42%, en ese sentido, dice que una eventual decisión de Scioli de finalmente romper con Cristina no influiría en sus ganas de votarlo o no votarlo. Lo que afecta al gobernador, en cambio, es el crecimiento de un eventual competidor en 2015 como Sergio Massa.

De allí la estrategia del motonauta de salir a ponerle el hombro a la campaña del candidato del Frente para la Victoria, Martín Insaurralde. Unos días después de presentada la lista, lo acompañó en un acto en Lomas de Zamora. Esta semana lideró un acto junto a Julio De Vido en Casa Rosada y se mostró en sintonía con Cristina en Tecnópolis, como hace mucho no se los veía. Viajó a Bahía Blanca el jueves y a Tandil ayer. En ningún lado ahorró elogios para el kirchnerismo. “Seguir haciendo es lo que caracteriza al Frente para la Victoria”, aseguró desde Tandil, donde estuvo con el objetivo de fortalecer al candidato K en el interior provincial, donde corre con desventaja. Además, expresó su “máximo compromiso” con el modelo y definió al “proyecto nacional” como “la gran casa que debemos cuidar”. “Aquí estoy, con todas las responsabilidades porque la lealtad es un camino de ida y de vuelta”, sostuvo Scioli.

La encuesta analiza también los motivos que llevan al gobernador a seguir militando dentro de las filas kirchneristas. Una mayoría del 37,7% responde que, a su entender, esa decisión la toma “por conveniencia”. Sólo el 18,7% considera que la lealtad se debe a una cuestión de “convicción”. El 32,1%, en tanto, cree que una mezcla de las dos cosas es lo que lo motiva.

Haciendo un cruce entre esta respuesta y la intención de voto se desprende que son solamente los votantes del kirchnerismo los que mayoritariamente (41%) creen que Scioli sigue en el kirchnerismo por convicción. Por el contrario, los votantes opositores se inclinan más por la conveniencia o, a lo sumo, la mezcla de las dos.

Profundizando esa línea, el 33,8% imagina que Scioli no ha roto porque “teme las represalias de Cristina” mientras que el 24,2% le asigna una cualidad de tiempista y cree que “evaluó que aún no llegó el momento de romper”. El 17% consideró que no rompió por “fidelidad”, a la vez que sólo el 6,3% atribuye su permanencia al lado de Cristina a que es un “indeciso”.



Redacción de Perfil.com