POLITICA

Alak asoció las críticas de Pérez Esquivel con "la derecha conservadora"

El ministro de Justicia defendió al nuevo jefe del Servicio Penitenciario Federal Alejandro Marambio de los "ataques" del Nobel de la Paz.

Foto:DyN

Julio Alak salió a defender al flamante jefe del Servicio Penitenciario Federal (SPF), Alejandro Marambio, de las críticas recibidas de parte de organismos de derechos humanos. El ministro de Justicia también defendió al funcionario saliente, Víctor Hortel, quien renunció tras la fuga de 13 presos del penal de máxima seguridad de Ezeiza.

Marambio ya ocupó ese cargo entre 2007 y 2010 y su rol en ese período fue cuestionado por organismos de derechos humanos: el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel reclamó al Gobierno "revisar los antecedentes y la foja de servicio" del funcionario, que fue acusado por torturas en cárceles.

No fue el único: el diputado radical y exjuez Ricardo Gil Lavedra, quien dijo que el nombramiento es "dar dos pasos atrás" pues "se repite lo que se hizo con Milani". La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, trató de esquivar una objeción, pero admitió que el nuevo jefe del SPF "fue cuestionado por maltratos dentro de las cárceles o alguna actitud no buena".

Por su parte, el Procurador Penitenciario, Francisco Mugnolo, recordó que tuvo etapas de "conflictividad" con Marambio, pero deseó que este retorno "no sea un retroceso" y que se decida "repensar la acción penitenciaria".

En tanto, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) manifestó su "preocupación", por considerar que en su anterior gestión el funcionario "no mostró ninguna voluntad de modificar el cuadro de situación en las cárceles federales sino todo lo contrario".

Alak aseguró que consultó a "varios organismos de derechos humanos" para la designación del funcionario Marambio, aunque no identificó a qué entidades se refería. El ministro fustigó a quienes "cuestionan con antelación" al nuevo funcionario y los identificó con "la derecha conservadora que no le interesa la reinserción social" de los presos.

Además, el ministro de Justicia tildó de "impecable" la gestión de Hortel y adelantó que "seguiremos contando" con su prestación laboral. "Va a trabajar conmigo", confirmó Marambio a la agencia DyN, y adelantó que la agrupación kirchnerista 'Vatayón Militante' "va a seguir" funcionando en las cárceles "si ellos quieren".

Sobre la evasión en Ezeiza, Alak dijo que "es un episodio que lamentamos" y aseguró que "trabajaremos intensamente para que no se vuelva a repetir".

"Mi hipótesis de la evasión en Ezeiza es la misma que mantuvo Hortel. No es normal: sin ayuda o colaboración interna de algún personal penitenciario es imposible", analizó el funcionario y comentó que "tenemos que averiguarlo".

Marambio dijo desconocer las objeciones de Pérez Esquivel -"no las leí", sostuvo- y comentó que "me gustaría encontrarme con él" para "hablar sobre los puntos concretos que tiene (para cuestionar) mi designación y aclarar los malos entendidos".

Sobre las actividades de 'Vatayón Militante' en las prisiones, el nuevo jefe de SPF respondió: "Yo no sé qué quiere hacer Vatayón Militante, no me he sentado con ellos a discutir qué quieren hacer".

"Si el proceso se vincula con un proceso de reinserción socio laboral (Vatayón Militante) va a seguir, evidentemente...si ellos quieren, porque además está el punto que tenemos que trabajar de común acuerdo", respondió. "Lo que queremos es que esos organismos que trabajan en las cárceles trabajen afuera", dijo, o si no "aquellos que trabajan afuera puedan trabajar en las cárceles". Y sostuvo que es "una discusión de política pública, no de política partidaria".


Redacción de Perfil.com