POLITICA ¿ROBOS O AMENAZAS?


Alarmas en la Gobernación por los problemas en la custodia de Vidal

En marzo fue la primera alerta, cuando estuvo cuatro horas casi sin protección. Versiones cruzadas de los efectivos que declararon en la causa por la intromisión en su despacho.

PERFIL COMPLETO


Foto:Telam

Contradicciones. Horarios y fechas distintas. Preocupación oficial. Amenazas. Y un enigma aún indescrifrable. Si se ordenan las palabras, se podría concluir que la intimidación que sufrió la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, cuando dos agentes de la Bonaerense ingresaron a revisar los cajones del escritorio de sus asesoras personales no fue al azar pero sigue siendo un misterio.

A pocos días de que desconocidos ingresaron a la casa de la mano derecha de Vidal, el ministro de Gobierno, Federico Salvai, la gobernadora no sólo echó al comisario Cristian Bojanovich sino que ahora la Justicia investiga lo ocurrido en medio de contradicciones entre los declarantes y la tensión por lo que los macristas consideran “actos intimidatorios”.

Ni el informe oficial que elevó Bojanovich, ni los dos agentes (una mujer y un hombre), ni las secretarias de Vidal, ni una comisaria que declaró en la causa coincidieron en fechas y horas del hecho. Alguien mintió ante la Fiscalía de Cámaras de La Plata.

El episodio, en principio, habría ocurrido en la madrugada del martes 31 de mayo, cuando un empleado de limpieza (Alejandro Talarico, de la empresa Lyme SA) encontró a dos agentes “abriendo cajones de los escritorios y de un mueble que se encuentra en la parte de atrás”, según la denuncia que realizó el secretario general de la Gobernación, Fabián Perechodnik, quien la acompañó con la grilla de todos los agentes asignados a la custodia oficial y el relato de lo que le informaron.

Los dos agentes de la Bonaerense alegaron en sede judicial que “iban a cambiar las llaves y las estaban probando”. Sí: la oficina de la gobernadora todavía no cuenta con un sistema electrónico de identificación.

Como sea, el tema puso sobre el tapete las amenazas que podrían estar vinculadas a la reforma de la Policía Bonaerense y la lucha contra el narcotráfico.
El comisario Bojanovich fue echado y reemplazado, de forma temporal, por Virgilio Espinoza. En pocos días más, el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, elegirá un sucesor.

Hoy Vidal tiene seis personas a su alrededor de forma permanente. Dos agentes la siguen a sol y sombra, de manera rotativa. A ellos se les suma el chofer. Además, otros tres, al menos, van en otro auto a donde ella esté.

“Es un dispositivo acotado, con (Daniel) Scioli había más de veinte personas”, recuerda una fuente del PRO. En ese sentido, el gasto en custodias por parte de la secretaria general pasará de unos $ 80 millones en 2015 a $ 10 millones para este año.

Los problemas con la custodia no son nuevos. A finales de marzo fue el primer aviso: fue luego de la decisión de cortar los pagos por policía adicional en las torres 1 y 2 de Plaza Moreno, donde hay oficinas administrativas. Durante cuatro horas hubo una merma sustancial de la custodia. A ello se le sumó el robo al intendente local, Julio Garro (Cambiemos), que conllevó el desplazamiento del comisario y el subcomisario platense.



Ezequiel Spillman