POLITICA EN MARGEN DEL MUNDO

Alconada Mon: “Entre Cristina y Néstor había una división de tareas”

El periodista de investigación de La Nación contestó si el matrimonio Kirchner era corrupto. Mirá lo que dijo.

Hugo Alconada Mon en diálogo con Luis Majul contó cómo se manejaron los Kirchner en cuanto a la política, los negocios y el poder.

“Había una división de tareas, Néstor Kirchner tuvo una separación de roles con la Presidenta”, expresó.

Haciendo referencia a la frase “no hay peor ciego que el que no quiere ver”, el prosecretario de redacción contó que Cristina no se involucraba en los negocios de Néstor hasta que él falleció ya que cumplía con otras funciones. “Había una decisión explícita o tacita de separación de roles en la que Néstor se encargaba de la recaudación para la campaña, de la recaudación en general y de todo manejo procedimental. Y Cristina se encargaba del análisis legislativo, los discursos y parte de la estrategia política. Era una separación muy clara a tal punto que había algunos amigos de Néstor que Cristina no los dejaba entrar en la casa, como Jaime. “El día que Néstor se murió Cristina empezó a echar a todos los que podía echar de los piratas”, afirmó.  

En el marco de presentación del ciclo “Un café con grandes periodistas argentina” que se realiza en Margen del Mundo, el periodista sostuvo que no sólo el matrimonio presidencial tenía roles específicos sino que también todos los que estaban en los negocios y en el poder.

“Hay algunos que se encargaban a la recaudación para la campaña como Claudio Aliverti, Ricardo Jaime, Raúl Copetti, entre otros. Rudy Ulloa era el cadete, Lázaro Báez el testaferro y Cristóbal López tiene otro rol, es casi un par, un socio”, explicó.

También contó lo que el mismo Cristóbal López le confesó una vez: “Él me dijo: yo no soy el testaferro de Kirchner, como máximo lo que hacía y hago es beneficiarme de esa creencia popular. Yo entro a las reuniones y del otro lado no saben si el que pide el traje es Cristóbal o Néstor. Como mínimo cierro la reunión con el cinturón”.

El mismo Majul también contó que líder del grupo Indalo sostiene que el casino de Rosario le fue dado porque todo el mundo pensó que el pedido venía de parte de Kirchner y él hoy todavía asegura que Néstor no tuvo nada que ver con eso.

Cuando se le preguntó si la presidenta era corrupta, el periodista autor de "Boudou, Ciccone y la máquina de hacer billetes", entre otros, contestó: “Yo creo que la presidenta había muchas cosas que no sabía y con el fallecimiento de Néstor tuvo que ver y tuvo la oportunidad de cortar algunas cosas, de frenar otras (muchas las frenó) y hubo otras que tomo la decisión de proteger”.

Y agregó: “La Presidenta en el caso Ciccone o en muchos otros casos pudo mandarlos a su casa. En muchos casos lo hizo y en otros no, ahí es cuando empieza a caminar en un pantano de arenas movedizas”.

“A Boudou no le dijo anda a tu casa explica lo que tenés que explicar en la justicia. Hay múltiples explicaciones válidas. La primera es que ella estaba recién asumida en su segundo mandato y no quería entregar tan rápido al vicepresidente. Segundo, ella realmente pensó que no era tan torpe y tan grosera la historia. Y tercero, no se lo quería entregar a Lanata, lo que la ponía loca era la idea de verla secuencia imitada por Fátima Flores”, sentenció. Y el periodista reflexionó: “Esas serie de factores la lleva a ella a tomar varias decisiones que creo yo que hoy esta arrepentida y si no es que esta arrepentida evalúa que lo tendría que haber hecho de otro modo.



Redacción de Perfil.com