POLITICA JUSTICIA


Alejandro Pérez Chada: El abogado que monitorea las causas sensibles del PRO

Representa a Gómez Centurión y, por ahora, a Gabriela Michetti. Su relación con el Presidente. Defiende al "Tano" Angelici contra Carrió. Contrato en Diputados.

0901_macri_chada_g1
0901_macri_chada_g1
Foto:Cedoc
Alejandro Pérez Chada es abogado y desde que conoció a Mauricio Macri a mediados de la década del '90 trabajó y defendió al ahora Presidente en causas sensibles, además de asesorar a Boca Juniors y a otros funcionarios públicos. Hoy su estudio jurídico representa a Juan José Gómez Centurión en la denuncia en su contra en la Aduana, defiende -por ahora- a la vicepresidenta Gabriela Michetti en la causa que investiga el origen de los fondos que le robaron en su domicilio y es el defensor del presidente de Boca, Daniel Angelici, en la denuncia de Elisa Carrió por supuesto tráfico de influencias.

Xeneize. Pérez Chada llegó a Mauricio Macri gracias a su relación con Pedro Pompilio que en 1995 compartió fórmula con el empresario. A partir de entonces, el abogado comenzó a asesorar al club de la Ribera en varias causas judiciales. Hoy continúa siendo abogado de la institución.

Fue defensor, por ejemplo, de Juan Román Riquelme en 2008 cuando el jugador fue denunciado por una supuesta instigación a la violencia cuando le gritó un gol a un plateísta que insultaba a sus compañeros. También defendió a Luis Buzio, ex secretario general del club, cuando el juez Mariano Bergés lo detuvo por unas horas en mayo de 2004 por supuesta adulteración de entradas para un superclásico.

Su trabajo como abogado de Boca lo llevó a que su estudio jurídico "monitoree día a día" la causa que tiene en su contra el actual presidente del club, Daniel "Tano" Angelici, por supuesto tráfico de influencias. La causa, a cargo del juez Sebastián Casanello, fue impulsada por Elisa Carrió que lo tildó de "operador" en la Justicia. Lo llamativo es que al mismo tiempo Pérez Chada es el defensor de Gómez Centurión en la denuncia de Aduana. Días atrás, Centurión visitó a Carrió, recibió su apoyo y ella dejó entrever que desconfiaba de una operación de Angelici. El abogado es el mismo. Curioso caso.

¿Cómo llegó Pérez Chada al excarapintada? Tres años atrás, su colega Hugo Wortman le comentó que había "un funcionario" que estaba al frente de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) de la Ciudad de Buenos Aires y que buscaba "luchar contra la corrupción". Tras las primeras reuniones, trabajaron a la par. Por eso, cuando Centurión asumió en febrero de este año volvió a pedirles asesoramiento judicial en su nuevo cargo.

"No es del 'Tano', sino de la gestión de Mauricio. Lo que pasa es que varios lo contratan para pegarse al presidente. Pero no es un títere del titular de Boca", aseguró una fuente del círculo íntimo de Macri. Esta situación, entre otras, habría terminado de convencer al primer mandatario para cambiar de abogado y reclutar una vez más a Ricardo Rosental del estudio Feder-Landaburu. Esa firma fue historicamente asesora de Franco Macri. Rosental no es un desconocido para Macri. Junto a Pérez Chada fueron sus abogados en la causa por las escuchas ilegales que enfrentó el entonces jefe de gobierno porteño, al igual que en la causa por la represión del Hospital Borda.

La vice. El estudio de Pérez Chada defiende a Gabriela Michetti en la causa que investiga el juez Ariel Lijo por el origen de los fondos que le robaron a la funcionaria en su domicilio. Llegó a ella recomendado por el secretario Legal y Técnico, Pablo Clusellas. Sin emabrgo, según pudo saber este portal, la vice no está satisfecha con su forma de seguir la causa, considera que "va lento" en una causa sensible y que ella quiere aclarar de inmediato. Por eso, la exsenadora ya tendría un reemplazo para su defensa, aunque aún no fue comunicado.

En la Cámara. Además de todos los trabajos ya mecionados, desde 2002 figura como empleado en la Cámara de Diputados, aunque según fuentes parlamentarias, hace ya dos décadas que asesora legisladores en cuestiones penales, algunos de ellos, del PJ. En 2004 pidió pasar a una secretaría privada del Senado y luego volvió a la cámara de origen. Hoy asesora a diputados del PRO con proyectos del Poder Ejecutivo que aborda cuestiones jurídicas/penales, como por ejemplo el proyecto "Justicia 2020".

Grupo Clarín. Este letrado, junto a Wortman, asesoró a los directores de los diarios La Nación, Bartolomé Mitre, y Clarín, Ernestina Herrera de Noble y Héctor Magnetto, en la causa Papel Prensa. Su estudio también fue representante del Grupo cuando en 2011 denunciaron una supuesta extorsión del delegado sindical Luis Siri. 

En 2012 su apellido estuvo en todos los medios de comunicación cuando el multimedio denunció a funcionarios nacionales y periodistas por "incitación a la violencia". "Nombramos a los periodistas como propagadores", había dicho Wortman, aunque luego el Grupo aclaró que solo se los citaría "como testigos". Estaban, entre otros, Sandra Russo, Orlando Barone, Edgardo Mocca y Roberto Caballero. Hoy continúa trabajando para el Grupo.