POLITICA CRISIS EN SANTA CRUZ

Alicia K se llevó de la Rosada promesas de ayuda

La gobernadora se reunió con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. El lunes, funcionarios nacionales viajarán a Río Gallegos para revisar las cuentas provinciales y avanzar en un auxilio financiero a largo plazo.

Kirchner. La gobernadora, ayer, al ingresar a la Rosada. Coincidió con el Gobierno en que la reunión fue en “muy buenos términos”.
Kirchner. La gobernadora, ayer, al ingresar a la Rosada. Coincidió con el Gobierno en que la reunión fue en “muy buenos términos”. Foto:Telam
Aunque no llegaron a un acuerdo, la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, avanzaron en la negociación para que la provincia patagónica reciba ayuda financiera a largo plazo, a cambio de una propuesta para reducir los problemas económicos de la administración.

La reunión se desarrolló ayer en la Casa Rosada durante una hora y media en “muy buenos términos”, según reconocieron las dos partes en diálogo con PERFIL. El lunes, funcionarios del Ministerio del Interior viajarán a Río Gallegos para revisar los números in situ. Santa Cruz necesita el aval del gobierno nacional para el financiamiento.
Se negocian dos alternativas: un préstamo del Banco Nación, o tomar deuda en el mercado local o internacional. En cualquier caso, para dar luz verde, Frigerio quiere que Alicia Kirchner presente un proyecto sustentable.

Pese a que el cónclave se desarrolló horas después de que el presidente Mauricio Macri comparara a Santa Cruz con Venezuela –algo que molestó mucho a la administración provincial–, el trato entre los funcionarios nacionales y la gobernadora fue muy ameno, y los dos demostraron interés en llegar a un acuerdo.
“Frigerio tiene buena voluntad”, explicó a PERFIL el vicegobernador  santacruceño, Pablo González. Hoy, la provincia tiene un déficit –una diferencia entre los ingresos y los gastos– de más de 5 mil millones de pesos mensuales, y tiene serios problemas para pagar los sueldos de los estatales. Este mes, sin embargo, adelantó un poco el cronograma y algunos sectores ya cobraron sus haberes.

El gobierno nacional mantiene los adelantos de coparticipación para salarios, que son cancelados por la administración santacruceña cada fin de mes. Pero lo que se discute en estas reuniones es una solución de fondo, que garantice la gobernabilidad.

Auxilio.
El préstamo que buscaba Santa Cruz con el gobierno nacional era por 900 millones de pesos. Pero para resolver la crisis, la provincia precisa 350 millones de dólares, tal como lo anticipó la gobernadora. Dijo que ése era el monto que pensaban colocar en bonos en el mercado local o en el extranjero.
El dilema es cómo se reducen los problemas económicos de Santa Cruz. Alicia Kirchner no está dispuesta a echar empleados públicos ni tampoco a modificar el sistema previsional. De todos modos, eso no estuvo en discusión durante el encuentro de ayer. La administración nacional sostiene puertas adentro que no le dirá a Kirchner cómo emprolijar las cuentas, pero aclara que algo tendrá que hacer.

El vicegobernador González le dijo a este diario que la razón por la que Santa Cruz atraviesa esta crisis tiene que ver con un déficit estructural que hasta 2015 era financiado por la Casa Rosada. “Pero se agudizó la situación por una caída exponencial de la actividad petrolera y la paralización de la obra pública”, detalló González.
De acuerdo al segundo de Alicia Kirchner, Frigerio le precisó que la obra pública santacruceña se paralizó por la necesidad de auditarla para ver si hubo corrupción. Pero hay promesas de reactivación. Habrá que esperar.

Ley de lemas. El otro aspecto de la discusión, más político, no fue abordado en esta oportunidad. Se trata del reclamo de la Casa Rosada para que Santa Cruz elimine la ley de lemas, sistema que es señalado por la cúpula del gobierno nacional como “poco transparente”.
De todos modos, el Ministerio del Interior insistirá con el asunto, aunque no como prioridad para otorgar la financiación. González consideró que condicionar la ayuda a la derogación de la ley de lemas “sería extorsión”.

El vicegobernador sostuvo a PERFIL que hay un solo interesado en desestabilizar la provincia. Le apuntó al diputado nacional Eduardo Costa y dijo que “la eliminación de los lemas sólo le interesa a él, porque es una ley que, de utilizarse, recién se aplicaría en 2019, cuando haya elecciones a gobernador. Y el problema económico es ahora”.
En la reunión estuvieron, además de Frigerio y Kirchner, los funcionarios nacionales Sebastián García de Luca, Paulino Caballero y Alejandro Cardarelli, y el ministro de Economía de Santa Cruz, Juan Donini. Caballero y Caldarelli serán parte de la comitiva que irá a Río Gallegos.


Temas: