POLITICA CONFLICTO EN SANTA CRUZ

Alicia Kirchner dice que quieren su "cabeza" para la campaña electoral

Tras la represión de anoche en la provincia, la gobernadora aseguró que los incidentes fueron organizados.

La policía de Santa Cruz reprimió una manifestación espontánea.
La policía de Santa Cruz reprimió una manifestación espontánea. Foto:Télam

Alicia Kirchner denunció que hay sectores de la política que quieren su “cabeza” para la campaña electoral. La gobernadora de Santa Cruz, que anoche estuvo encerrada en la Casa de Gobierno junto a la ex presidenta Cristina Kirchner, consideró que la manifestación frente a la residencia oficial fue un “ataque planificado” y apuntó a la oposición “obstructiva”, en alusión a los dirigentes de Cambiemos.

“Quieren mi cabeza para la campaña electoral”, enfatizó Kirchner en diálogo con Radio 10. La Provincia atraviesa una crisis económica severa y la protesta social va en aumento. Para la mandataria, el gobierno nacional demora adrede la autorización que ella necesita para endeudarse en 350 millones de dólares.

Kirchner, quien admitió que la situación es “crítica”, sostuvo que lo que ocurrió anoche en la residencia oficial es parte de un intento “desestabilizador”: “Querían entrar a la vivienda. Rompieron puertas y vidrios. Quisieron provocar un incendio”, detalló.

Durante horas, la gobernadora y la ex presidenta estuvieron sin poder salir de la residencia oficial en Río Gallegos porque en el exterior había manifestantes que reclamaban la salida del kirchnerismo de Santa Cruz.

Ante el intento de algunos de los manifestantes de entrar a la vivienda oficial, la Policía de Santa Cruz reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos y hubo heridos. El gobierno nacional anunció que envió a las fuerzas de seguridad federales para garantizar la seguridad en la Provincia. El secretario de Seguridad Interior, Gerardo Millman, advirtió que la responsabilidad de la Casa Rosada es asegurar la integridad física de la ex presidenta de la Nación.

El clima en Río Gallegos es tenso. Los funcionarios mantienen perfil bajo para evitar los escraches, casi no hay declaraciones oficiales y la demora en el pago de los salarios paraliza la actividad estatal, incluida la del Poder Judicial.

La gobernadora de Santa Cruz, tal como publicó en su edición impresa hoy PERFIL, tramita la colocación de bonos por 350 millones de dólares, pero sostiene que el gobierno nacional no le termina de dar la autorización. Desde la Casa Rosada aseguraron que no hubo “ningún pedido oficial” para la toma de deuda y explicaron que el motivo por el cual Santa Cruz no consigue financiación es que “no tiene capacidad de pago” y que pretende colocar bonos bajo la legislación argentina, algo que no hizo “ninguna provincia”. “Para emitir deuda, todas aceptan como tribunal de litigio a Nueva York. Con la legislación argentina sólo van a conseguir dinero a tasas altísimas”, precisó una fuente oficial.

La Nación también presiona para que Kirchner haga reformas económicas y políticas para ajustar el gasto y eliminar la ley de lemas que, asegura, no da transparencia al sistema electoral.

Hoy estaba previsto que Alicia Kirchner y la ex presidenta participaran de un Congreso del PJ en Piedra Buena, en el que se iba a emitir un comunicado en respaldo a la administración kirchnerista.

Sin embargo, el Congreso, hasta el momento, no fue confirmado. La gobernadora negó que en el contexto de crisis económica hubiera, por parte del kirchnerismo, especulaciones electorales.