POLITICA SITUACION POLITICA Y JUDICIAL DE DE VIDO

Alivio parcial en el kirchnerismo por la decisión del juez

.

Martes. El ex ministro presidió una reunión de la comisión de Energía. El miércoles se ausentó.
Martes. El ex ministro presidió una reunión de la comisión de Energía. El miércoles se ausentó. Foto:Cedoc Perfil
La decisión del juez federal Luis Rodríguez de rechazar el pedido de desafuero del ex ministro Julio De Vido trajo tranquilidad parcial a la tropa kirchnerista. Aunque sus dirigentes no creen que con eso vayan a lograr sacar del debate público la denuncia contra el actual diputado nacional ni la discusión sobre los fueros parlamentarios, por lo menos consideran que aliviaría parcialmente la situación judicial de De Vido.
La acusación por desvío de fondos destinados originalmente a Río Turbio, que motivó el pedido de arresto hecho por el fiscal federal Carlos Stornelli, obligó al ex funcionario de Cristina Kirchner a bajar exponencialmente su perfil. El último día que se lo vio por los pasillos de la Cámara de Diputados fue el martes, en la reunión de la comisión de Energía. Aunque dicen que después estuvo, pero no se dejó ver.
“Si me necesitan por el número, yo estoy”, le dijo De Vido al jefe de la bancada, Héctor Recalde, sobre la sesión que habría al día siguiente. El kirchnerismo le pidió que faltara para evitar que su situación ocupara el centro del debate. En parte lo consiguió.

Quienes charlaron con el ex ministro en las últimas 48 horas, dijeron a PERFIL que él seguirá yendo a la Cámara de Diputados. De todos modos, falta poco para que comience el receso en el Congreso y la feria en la Justicia federal.
De Vido, que acompañó en el poder a los Kirchner desde que estaban en Santa Cruz, mantiene una excelente relación con la ex presidenta. Y ella sabe que “soltarle la mano” no es una opción. “Nosotros nunca entregamos a alguien, menos cuando ese alguien está siendo cuestionado por los medios”, analizó un dirigente del kirchnerismo en diálogo con PERFIL.
El equipo de campaña que trabaja para Cristina Kirchner sostiene que el voto consolidado no sufrirá cambios por la situación de De Vido. Y que es relativamente poco el voto que no está definido. “Ronda el 13 o 14 por ciento. Sobre esa porción capaz que pueda afectar”, explicó un encuestador en diálogo con este diario.
Otro dato que generó discusión interna fue la filtración del video íntimo del jefe del PJ bonaerense, Fernando Espinoza. Para la mayor parte de los dirigentes que rodean a la ex presidenta, ese tipo de acciones producen el efecto contrario al que buscan quienes las hacen. “La mayor parte de la gente ni siquiera conoce a Espinoza”, graficó uno de ellos.
Pero lo que los inquieta es que en ese video haya algo más. Una fuente kirchnerista le dijo a PERFIL que hay dudas porque la foto que se mostró es de una toma diferente al pedazo de video que se difundió. Por supuesto, en Unidad Ciudadana relacionan todo con la campaña electoral y supuestos intentos del Gobierno por quitarle votos a la ex presidenta.