POLITICA


Amenazaron de muerte a Morales y sospechan de integrantes de la Tupac Amaru

El gobernador jujeño sostiene que “hay una mafia residual que todavía queda” respecto a la organización comandada por Milagro Sala.


Foto:Dyn

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, no descartó que las amenazas de muerte que recibió tras el hackeo a la página del comité de la UCR de la provincia puedan provenir de la organización Tupac Amaru, la agrupación kirchnerista que lidera Milagro Sala, quien lleva 133 días presa. La relación entre el radical y la dirigente es tensa desde hace años por enfrentamientos y denuncias cruzadas que se mantuvieron tras la llegada del mandatario a la Gobernación. 

Sobre los avances en la investigación de las amenazas, Morales explicó: “El apoderado del partido (Mariano Miranda) hizo la presentación ante el fiscal correspondiente y se están realizando las investigaciones. Ya se ha determinado la dirección IP y están trabajando en este tema, que ya está en manos de la Justicia”.
 
En declaraciones a La Once Diez/Radio de la Ciudad, el gobernador jujeño amplió que “hay un refuerzo en la custodia hace unos meses a partir de otro hecho que se había dado con el servicio penitenciario, por denuncias que hicieron los propios presos y personal del servicio penitenciario en cuanto a llamadas y posible contratación de un grupo colombiano para hacer un atentado”.
 
Es por esa razón que sostuvo que existe la opción que las amenazas contra él provengan de la organización Tupac Amaru: “Hay un sector duro del que no descarto que pueda venir, pero está investigando la Justicia este tema”.

Según el mandatario provincial, en la organización comandada por Sala “hay una mafia residual que todavía queda y que ha amenazado a mucha gente”. “Estructura les queda, y para mí les queda plata”, opinó. Y agregó: “La amenaza tiene que ver con la función que se cumple y con las medidas tomadas, pero estoy dispuesto a seguir sosteniéndolas porque en Jujuy necesitamos justicia, paz y que se cumpla la ley”. 

No tengo miedo. Tomamos recaudos porque no hay que actuar con ingenuidad, pero tenemos la firme decisión de seguir avanzando y trabajando por una Justicia independiente”, concluyó. 

El 16 de enero Milagro Sala fue detenida acusada de "instigación a cometer ilícitos y tumulto", tras el acampe que realizó para manifestarse en contra de la gestión de Morales. Una vez en prisión, la diputada provincial de Jujuy Mabel Balconte la acusó de entregar valijas con dinero a Máximo Kirchner. El dinero correspondía a retornos de los montos destinados a las cooperativas jujeñas para la construcción de viviendas.

En la causa está acusada tanto la diputada provincial, quien aún no fue detenida porque todavía está beneficiada por fueros parlamentarios, y Sala, entre otros integrantes de la organización social implicada. Las mujeres están procesadas por los delitos de fraude a la administración pública, asociación ilícita y extorsión.


 



Redacción de Perfil.com