POLITICA

Amigo de Máximo intimó al PAMI y trabaja con Boudou

La curiosa historia del "pingüino" Mariano Salvini. Lo echaron del PAMI y fue representado por el abogado de Donnelley.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

La historia parece una fábula: un amigo de Máximo Kirchner, hijo de un compañero de la infancia de Néstor, al ser despedido de PAMI por no presentarse a trabajar le envió una carta documento al organismo, mientras se incorporaba a las filas de Amado Boudou en el Senado.

Pero hay más: el abogado que lo representó trabaja con la imprenta Donnelley (denunciada por el Gobierno por “terrorismo”) y es un hombre cercano de Graciela Ocaña, la legisladora de Confianza Pública que fue titular de PAMI.

La historia comienza el año pasado, cuando el “pingüino” Mariano Salvini (hijo de José –“Pepe”–, un amigo de la secundaria del ex presidente Kirchner) quedó a cargo de la campaña de La Cámpora en Pilar. Por ello, desde mitad del año pasado aparecía muy poco por el organismo, donde trabajaba como jefe de asesores. Entre junio y noviembre se le enviaron varias intimaciones para que se presentara a trabajar, y para fin de año fue despedido.

A raíz de esto, Salvini decidió conseguir un abogado para que se lo indemnizara o bien se le dieran tareas. Así cayó en el estudio del abogado Diego García Vilas, colaborador de Ocaña, y quien representó hasta hace tres meses a la imprenta Donnelley, acusada por el Gobierno de “terrorismo”. Le pidió que redactara una carta documento contra PAMI reclamando por su situación. Mientras tanto, se preparaba para ingresar al Senado de la mano de Boudou, y se puso a trabajar para el bloque del Frente para la Victoria.

García Vilas fue candidato a legislador porteño de Confianza Pública en 2013. Ocupó distintos cargos con Ocaña como jefa: la gerencia de Recursos Humanos de PAMI y la gerencia general de la Superintendencia de Servicios de Salud, que le permitieron crear una relación estrecha con los gremios; incluso, contaron en el despacho de Ocaña, su madre fue asesora de Carlos Tomada, el ministro de Trabajo. Estando en PAMI firmó el primer convenio colectivo de trabajo que, según contaron fuentes sindicales, tenía una cláusula (la 111, vinculada a la antigüedad) que fue objeto, entre 2006 y 2011, de más de cinco mil juicios por los cuales los abogados se llevaron más de $ 6 millones. Una de los tantos querellantes era Florencia Teuly, quien fue pareja de García Vilas y ex subgerenta de PAMI con la Hormiguita.

Salvini no respondió los llamados de PERFIL. García Vilas sí contestó, y admitió que redactó una carta para el funcionario kirchnerista.



Ezequiel Spillman