POLITICA TIENE QUE APROBARLO EL GOBIERNO

Angelici reflotó la idea de habilitar las apuestas online para el fútbol

Lo lanzó en una reunión con los presidentes de los clubes grandes. Entraría en el paquete de la Superliga. Sostienen que compensará las pérdidas por el fin del Fútbol para Todos.

Amigos. Angelici, sucesor de Macri en Boca Juniors, es el hombre de confianza del Presidente en el mundo del fútbol. Pero su ámbito de influencia se extendió a áreas como la Justicia.
Amigos. Angelici, sucesor de Macri en Boca Juniors, es el hombre de confianza del Presidente en el mundo del fútbol. Pero su ámbito de influencia se extendió a áreas como la Justicia. Foto:Cedoc Perfil

El futuro del fútbol argentino es uno de los temas que siguen con más atención hoy en las filas del Gobierno. AFA, Fútbol para Todos, derechos de televisación, Superliga, comisión normalizadora, todos ingredientes que forman parte de un combo en estado de ebullición. A ellos se suma ahora uno más: el de las apuestas online, una idea que volvió a reflotar nada menos que Daniel Angelici, el presidente de Boca Juniors y amigo de Mauricio Macri. 

Voz de consulta para el Presidente, Angelici planteó la posibilidad de recurrir al sistema de apuestas en una reunión con los titulares de los clubes más importantes el 28 de octubre. El objetivo es el mismo de siempre: conseguir una nueva fuente de ingresos para robustecer las arcas del deporte más popular.

De todas formas, una de las dos fuentes que confirmaron que el tema volvió a ser estudiado reconoció que hoy está en un segundo plano. Todavía quedan varios pasos previos por resolver en el convulsionado mundo del fútbol. Pero aseguró que “está dentro del paquete que se piensa junto con la Superliga”.

Las apuestas online en el fútbol, conocido también como “Prode Bancado”, es un proyecto que tenía en mente Julio Grondona en conjunto con el ¿ex? zar del juego Cristóbal López. Pero nunca se terminó haciendo realidad. Hoy, desde sectores vinculados al fútbol y a la industria del juego encienden luces de alerta: temen que Angelici termine convirtiéndose en el nuevo Cristóbal. PERFIL consultó al presidente xeneize por dos canales distintos, pero no obtuvo respuestas.

Más fondos. La decisión del Gobierno de no disponer más fondos para el programa Fútbol para Todos a partir de 2017 (directamente no figura en el Presupuesto que se está debatiendo en el Congreso), obliga a los dirigentes del fútbol a cerrar un acuerdo con algún grupo privado. Lo importante no es que el fútbol se pueda seguir viendo en televisión abierta, sino que no se corte el ingreso de fondos. Este año, el Estado le va a pagar $ 2 mil millones a la AFA, y, antes de que los presidentes de los clubes solicitaran dar por concluido el contrato, le había ofrecido $ 2.500 millones para el año próximo. En la AFA consideraban que podían conseguir más de parte de manos privadas. Hoy eso está en duda.

Y como los fondos siempre son insuficientes para las caóticas arcas de los clubes, las apuestas online volvieron a sonar como un aliciente. En importantes ligas del mundo, cuentan en la industria, los ingresos principales de los clubes vienen siempre de los derechos de televisación pero en un segundo orden también cuentan con los fondos de las apuestas. El propio Angelici, en 2014, dejaba en claro su visión sobre el tema: “La gente que juega a las apuestas deportivas ya lo está haciendo. Hay un montón de páginas y el dinero se va para afuera. Hay que regularlo”. “Si va a haber apuestas, los clubes tienen que percibir algo de eso”, concluía.

“Tras la reunión en la casa de D’Onofrio (Rodolfo, presidente de River), la gente fuerte de la industria entró en ebullición. Es que dentro del esquema Superliga están las apuestas deportivas”, relató a PERFIL una fuente vinculada al negocio del juego. Dos de los presentes ratificaron que el tema volvió al debate. Un tercero, en cambio, negó haber escuchado la propuesta.

Tensión. Desde el Gobierno no quisieron sentar una posición formal respecto a las apuestas y el fútbol. Una fuente que talla fuerte en la materia futbolística se limitó a confesar que “no es el momento”. Primero, tienen todos los cañones puestos en que la reorganización de la AFA y la creación de la Superliga llegue a buen puerto.

El problema es que el Gobierno, tarde o temprano, será responsable de darle el visto bueno o bajarle el pulgar a la iniciativa. Especialistas en la materia sostienen que no es necesario un cambio en la reglamentación, pero que la (o las) licencias para administrar las apuestas a través de internet las tendría que licitar Lotería Nacional. Conocedor del paño, por su pasado en los bingos bonaerenses, muchos creen que Angelici ya extendió hasta allí su influencia.

Para lanzar el Prode Bancado, no obstante, se tendría que superar las resistencias de sectores como la Iglesia. Por esas tensiones, hay quienes creen que la posibilidad de regularizar las apuestas online se reinstaló como prenda de negociación en el nuevo esquema de poder del fúbol, pero que, una vez más, quedará sólo en los papeles. Otros, esperan que termine pagando alto.

Un proyecto de Cristóbal López y Julio Grondona

El Prode Bancado es un tema que viene dando vueltas en las esferas del poder en los últimos años. Cristóbal López, con el visto bueno del mandamás de la AFA Julio Grondona, era su principal impulsor. El objetivo siempre fue monopolizar un negocio que hoy existe pero que no está regularizado.

Los fondos del Fútbol para Todos, que aumentaron exponencialmente desde los $ 600 millones que se acordaron en 2009, sirvieron para cerrar la puerta a la iniciativa.

A principios de 2014, sin embargo, la empresa Santa Mónica, que comercializa la marca AFA, dio un adelanto de $ 40 millones para avanzar con el sistema de apuestas online. En ese momento se argumentaba que el Gobierno de Cristina Kirchner había dado el visto bueno. Detrás de la parte operativa estaba el zar del juego Cristóbal López.

Para fin de año, sin embargo, Santa Mónica decidió retirar la oferta argumentando que no estaban dadas las condiciones para implementar el sistema. Estaba previsto que la AFA iba a obtener el 11% de lo facturado.