POLITICA LOS VINCULOS POLITICOS DEL CLUB

Angelici tuvo apoyo de Macri pero los incidentes complican su futuro

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil
Estaba desencajado. Apenas durmió el jueves. El escándalo del superclásico le produjo el daño más importantes de su carrera política y lastimó su sueño: seguir el camino de Mauricio Macri y ser candidato a jefe de Gobierno porteño.
Daniel “el Tano” Angelici, un íntimo amigo del líder del PRO, es uno de los dirigentes más influyentes del espacio que conduce Macri. No sólo por la cercanía que tiene con el jefe de Gobierno sino porque es quien maneja, en las sombras, los hilos de la Justicia porteña y es el creador del sello “Radicales PRO”.
Ayer pasó todo el día en el club. Miró videos de los incidentes junto a sus colaboradores con las imágenes que le entregaron el canal Fox y las cámaras del estadio. Estaba nervioso pero se tranquilizó al recibir el apoyo de Macri.
Luego, por la tarde decidió encarar una conferencia de prensa con el Vasco Arruabarrena donde intentó no agregar más polémica. Quienes lo acompañaron reconocen que lo vieron “amargado”.
Hoy tenía previsto viajar a Israel, luego a Roma y finalmente ser parte de la Asamblea General de la FIFA. Acaso una forma elegante de mostrarse como un dirigente fuerte de la AFA, donde sueña tener un lugar más preponderante si Marcelo Tinelli llega a presidirla. Angelici suele dialogar con el conductor de ShowMatch y es uno de los promotores de su candidatura en la AFA.
Dejó trascender que todo el episodio del superclásico tuvo un objetivo político. “Al Tano lo sacaron de la cancha”, apuntó uno de sus colaboradores. No hubo autocrítica.
La comisión directiva de Boca está repleta de dirigentes del PRO. El vicepresidente es Oscar Moscariello, legislador porteño con diálogo directo con Macri. Entre los vocales están el ministro de Modernización porteño, y ex gerente general del club cuando el líder del PRO era presidente, Andrés Ibarra, y el ex titular de la oscura Agencia de Control Comunal, Oscar Ríos, quien fue eyectado del cargo tras diversas irregularidades en el organismo.
En 2011, Macri jugó fuerte para que Angelici, y su lista, le ganaran al kirchnerista Jorge Amor Ameal. El Tano aprovechó parte de la estructura del PRO. Los militantes repartían folletos de la agrupación.
Angelici no es un dirigente más. Es uno de los empresarios del juego más importantes en el rubro bingo. Amigo de Daniel Mautone y con diálogo con Cristóbal López, armó su estructura política en la Ciudad.

Ezequiel Spillman