POLITICA SUCESION EN EL INSTITUTO

Angelici y Pepín pujan por el juego provincial

.

Adversarios. El asesor Rodríguez Simón y el presidente de Boca.
Adversarios. El asesor Rodríguez Simón y el presidente de Boca. Foto:Cedoc Perfil
“Lo va a decidir María Eugenia”, repite Melitón Eugenio López a cada uno de los que en estos días se acercan para preguntarle sobre su sucesor. Es que el compañero de estudios de la gobernadora Vidal, a quien un año atrás eligió para estar al frente del Instituto de Lotería y Casinos de la provincia de Buenos Aires, dejará su cargo el 30 de diciembre. Con esta frase, López intenta dejar en claro que las internas que nuevamente se abren por este lugar se terminarán con la decisión de la mandataria.

En la pelea por el cargo ya se metió el presidente de Boca y hombre del juego Daniel Angelici y hasta Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, reeditándose en el territorio bonaerense la interna entre los operadores judiciales del presidente Mauricio Macri.

Angelici cuenta en la actualidad con el segundo de López. Se trata del secretario ejecutivo del Instituto, Fernando Rovello, y es por quien ahora puja para que se quede con el cargo.
En la otra punta del ring, el asesor legar del Macri, Rodríguez Simón, se animó a proponer a un hombre propio: se trata de un ex compañero de sus años de pupilo del Colegio Champagnat.

Al asumir la gobernación, Vidal ya sufrió los cruces internos por el control del Instituto. En aquel momento, Angelici peleó para que el hombre que lo comandara sea Christian Gribaudo, quien finalmente quedó a cargo del Instituto de Previsión Social. Vidal decidió terminar con las presiones con el nombramiento de López, su amigo de la facultad. Pero se va.
En el entorno de la gobernadora aseguran que ahora Vidal tampoco accederá a los pedidos de los operadores de Macri y que continuará al frente del Instituto alguien del equipo armado por López, quien se llevó a varios compañeros del liceo a la función pública.

Lobby. Aunque no consiguió hasta ahora quedarse con la presidencia del instituto del juego en la provincia, Angelici logró frenar la idea de aumentar los ingresos brutos a los bingos que llegó a plasmarse en un borrador para ser tratado en el presupuesto de 2017. En la confección, el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, había previsto que el impuesto pasaría del 12% al 19%. Fue el presidente de Boca quien consiguió que esta propuesta no llegara al recinto.

Sin embargo, la presión de distintos bloques por aumentar los impuestos al juego hizo que por estas horas esta discusión sea parte de la negociación por la aprobación del Presupuesto. Desde el bloque del Frente Renovador de Sergio Massa tienen en mano la propuesta de crear una tasa por cada persona que ingrese a la sala de bingo, dinero que debe absorber la empresa. Estiman que por año hay 91 millones de ingresos y el objetivo es que se abone $ 20 por entrada, dándoles el 50% a los municipios (que en la actualidad no reciben muchos beneficios por tener las salas en sus distritos). Desde el GEN de Margarita Sltobizer insisten con un aumento en la alícuota de Ingresos Brutos.

Aunque saben que no podrán llegar a pedir un aumento del 7% como lo estipulaba el borrador del Ejecutivo, con la necesidad de aprobar el Presupuesto, ahora el gobierno de Vidal aceptaría este aumento. n