POLITICA


Anguita: “Lo que está prohibido en el periodismo es mentir"

El periodista fue entrevistado en el ciclo "Un mundo con periodistas". El recuerdo de Néstor Kirchner y la ESMA.


Foto:Youtube

El periodista Eduardo Anguita participó del ciclo de entrevistas "Un mundo con periodistas", conducido por Luis Majul, Pablo Marchetti y Pablo Sirvén, para Canal á

En diálogo con Marchetti, el periodista recordó su llegada a la profesión y algunas consideraciones sobre el ejercicio del periodismo.

“El azar me llevó a ser periodista. Estaba en una situación que era volver a empezar, 31 años, muchos años de encierro (11 años de cárcel) y el último año y medio sabiendo que no iba a ser de las maneras que yo me imaginaba que podía ser salir", relató. "Después de ensayar varios oficios terrestres, caí en una redacción”, comentó el escritor.

“Para mí, lo importante es la libertad. Cualquier manera en que vos te expreses, te voy a acompañar, y voy a reprimirme si tengo antes cualquier deseo de obturarte, de sugerirte, de querer encaminarte. El periodismo es el mejor terreno para buscar ejemplos, no para dar ejemplos”, consideró.

“Contar la tragedia no es fácil; y sobre todo uno tiene que ser muy cuidadoso porque las huellas que te deja la tragedia tampoco vos las sabés muy bien”, analizó Anguita

“Lo que está prohibido en el periodismo es mentir, es ocultar”, argumentó. Además sostuvo: “No solamente tenés que chequear la información, sino la intencionalidad”.

Sobre su pasado, el periodista recordó: “El momento de mayor adrenalina yo lo viví cuando lo vi a Néstor Kirchner en la ESMA”.

Viejos años. “La militancia, años después te deja pila de enseñanzas pero te deja mucho conflictos", aseveró el intelectual. "Sobre todo el tipo de militancia que yo tuve, con mucha clandestinidad, mucha violencia, con objetivos muy de máxima y con la certeza de que uno está vivo porque otros murieron y que uno podría haber estado en ese lote de muertos en vez del lote de vivos. Remover pedacitos de huesos y remover las propias miserias, no me lo aconsejo”, siguió.

“El desafío de volver a empezar no es renunciar a la propia identidad, sino es saber que uno tiene que hacer cosas nuevas con metas nuevas, con métodos nuevos, con hábitos nuevos, con lenguajes nuevos con sociabilidades nuevas y que lo viejo va a emerger te va a auxiliar, te va a ayudar, porque lo tenés adentro”.

Cuando Marchetti le preguntó si se imaginaba entrevistar a Santucho, Anguita respondió: "La verdad que es una pregunta que psicológicamente me rompe la cabeza. La palabra 'jefe' no es una palabra que adore y sienta, por más que no haya tenido trato personal con él, salvo en alguna oportunidad y muy circunstancialmente, pero yo siento que era mi jefe y entonces yo no me imagino entrevistar a mi jefe". "Como mi padre, no sé si entrevistaría a mi padre. Hablaría con mi padre”, concluyó.

 



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Eduardo Anguita
  • Pablo Marchetti
  • Un mundo con Periodistas