POLITICA

Aníbal F. acusó a Randazzo de querer condicionar a la Presidenta

El jefe de Gabinete agregó además que todavía hay tiempo para que se presenten más candidatos. 

Foto:Télam

La decisión del ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, de negarse a postularse para la gobernación de la provincia de Buenos Aires a pesar de que se lo pidió la presidenta Cristina Fernández de Kirchner le valió los elogios de la oposición y disparidad de opiniones dentro del oficialismo.

El último en pronunciarse sobre ello fue el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien sostuvo que Randazzo pretendió condicionar a la mandataria al plantearle "que no hubiera kirchneristas puros" en la lista de su competidor en la interna presidencial del Frente para la Victoria, el gobernador bonaerense Daniel Scioli, en referencia a su vicepresidente, Carlos Zannini.

Según el ministro coordinador Randazzo quiso imponerle condiciones a la jefa de Estado. La negativa del ministro del Interior beneficia al jefe de Gabinete, quien competirá con el jefe de los diputados oficialistas, Julián Domínguez, y con el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza por la gobernación bonaerense.

En la misma línea que la Presidenta, recordó que "esto no es taxativo, las listas cierran el sábado a las 24 horas, y si hay otro que entiende que quiere participar por la candidatura a gobernador de la provincia de Buenos Aires, hasta ese momento se puede presentar, de igual manera aquel que crea que puede participar de la candidatura a presidente de la Nación".

En relación a la polémica alrededor de Randazzo, Fernández señaló que "de las charlas se puede entender que el ministro pretendía que en las listas de Scioli no hubiera ningún candidato kirchnerista o cosa por el estilo, lo que no va a suceder, porque en definitiva los candidatos son los que forman parte de la estructura política y acá todo el mundo corre de la misma manera y parte del mismo lugar, y tiene el mismo destino". Y agregó que el pedido fue "que no hubiera candidatos kirchneristas puros".

"No se le puede decir a alguien que lleve o no lleve candidatos más cercanos o menos cercanos al pensamiento de Néstor (Kirchner) y Cristina, porque estamos todos en un plano de igualdad. Eso fue lo expresado, no hubo otra discusión", completó, sobre la reunión de Randazzo y la Presidenta, del miércoles.

Finalmente, criticó: "Si usted va a condicionar a la Presidenta para participar, no son así las reglas del juego. Las condiciones en todo caso las pone la jefa del movimiento. Para los que formamos parte del movimiento nacional peronista, cuando quien conduce toma decisiones de esas características, no se discute más".


Redacción de Perfil.com