POLITICA EN TUCUMAN Y PARANA


Aníbal tiene su propio estudio de abogados a cuadras de Tribunales

El exjefe de Gabinete se alejó de la política. Cómo pasa sus días tras perder la elección a la gobernación y las acusaciones de Pérez Corradi. 

Aníbal Fernández no sólo desfila por canales de televisión para contestar las acusaciones de Ibar Pérez Corradi, quien mañana volverá a declarar ante la Justicia. Desde que dejó la función pública, alejado un poco de la política partidaria, el ex candidato a gobernador bonaerense dedica parte de su tiempo a ejercer el derecho.

Montó un estudio de abogados en la intersección de las calles Paraná y Tucumán, cerca de los Tribunales. Esta vez no lo acompañará José Luis Meizner, con quien tiempo atrás compartió un estudio legal en Quilmes.

“Hace meses que no hablo con Aníbal. Además, estoy jubilado. Y mi hijo no tiene nada que ver con ese estudio”, le dijo Meizner a sus colaboradores, quien fue excarcelado en febrero pasado en el marco del escándalo del Fifagate.

Aníbal Fernández optó por la abogacía y no por ejercer su profesión de contador (ostenta los dos títulos). Ante el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, el ex funcionario fijó su domicilio de Puerto Madero. Lejos de Quilmes, su pago chico, dicen que el ex jefe de Gabinete se mudó a un departamento –que tenía incluso cuando estaba en la función pública– sobre la calle Juana Manso. Tiene dos socios que, por ahora, mantiene en reserva.

Esta semana, Pérez Corradi, señalado como el autor intelectual del Triple Crimen, dijo que Sebastián Forza (uno de los asesinados) lo había identificado a Fernández como “la Morsa”, el hombre del poder político que encubría el tráfico de efedrina.

El ex funcionario desmintió las acusaciones y alertó sobre la peligrosidad de darle credibilidad a una persona que está acusada de haber ordenado los asesinatos de General Rodríguez. El ex funcionario sigue defendiendo a la ex presidenta Cristina Kirchner, pero se lo nota lejos de la política partidaria, al menos por ahora. En la semana, también renunció a la presidencia de la Confederación Argentina de Hockey, para beneficiar a ese deporte, según dijo, para evitar que las acusaciones que hay en su contra se mezclaran en ese ambiente.

Fernández fue, además de jefe de Gabinete, candidato a gobernador bonaerense por el Frente para la Victoria. Según su visión, fue perjudicado por una campaña mediática, encabezada por el periodista Jorge Lanata, para vincularlo al narcotráfico. “Por eso perdí la elección”, le dijo esta semana al periodista Roberto Navarro, por C5N. Y criticó duramente a su rival en la interna, Julián Domínguez, a quien calificó de “traidor”.  Ahora, pasa sus horas en su estudio de abogados de Tribunales



Redacción de Perfil.com