POLITICA CUMBRE DEL G20 EN HAMBURGO

Ante líderes del mundo, Macri contó ‘logros’ propios y fustigó a Maduro

El Presidente se mostró alineado con la idea europea de la globalización, resistida por la administración de Donald Trump. Advirtió que en Venezuela “peligra la paz social”.

Encuentros. Macri saludó, tras una foto grupal, a su par norteamericano y charló con la anfitriona, la alemana Merkel.
Encuentros. Macri saludó, tras una foto grupal, a su par norteamericano y charló con la anfitriona, la alemana Merkel. Foto:AFP
El presidente Mauricio Macri y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, defendieron ayer en Hamburgo la apertura de los mercados y el multilateralismo. Mostraron así su alineamiento contra las posturas proteccionistas que defienden los Estados Unidos y enfrentan los principales países europeos, que integran el G20.

“No hay otro camino más que el multilateralismo. Será más globalización y no menos lo que traerá las soluciones”, explicó ayer Peña en una ronda de prensa. También apuntó que “lo peor que podemos hacer es perder la fe en un mundo más globalizado, donde tenemos que trabajar juntos por esas soluciones”.

Antes, el Presidente había marcado una perspectiva similar durante su intervención en el plenario del G20. “Ya entendimos que no podemos apostar al atajo porque en el largo plazo salimos perdiendo y la clave es la integración inteligente con el mundo, gradual y siempre constante”, sostuvo el jefe de Estado. También advirtió sobre los peligros del proteccionismo: “A los argentinos, aislarnos del mundo nos trajo un 30 por ciento consolidado de pobreza”.

El presidente argentino utilizó su intervención para resaltar los resultados de las políticas económicas que impulsa, al destacar que “el segundo trimestre fue el cuarto consecutivo de crecimiento y confiamos en terminar el año a un ritmo de crecimiento de 3 por ciento o más”. Evitó hacer referencias a los números, aún magros (el último informe del Indec señaló que el crecimiento acumulado en 2017 es del 0,4%). Además, sostuvo que su administración evitó una crisis terminal y lanzó “el plan de infraestructura más ambicioso de” la “historia” argentina.

Los ojos del mundo están puestos en la disputa entre la Europa de Emmanuel Macron y Ángela Merkel y los Estados Unidos de Donald Trump. Los líderes de Francia y Alemania aspiran a sostener los procesos de apertura del comercio y los acuerdos multilaterales. Su contraparte transatlántica pide en cambio poner un freno al proceso de apertura y cuestionan los regímenes multilaterales sobre comercio y medio ambiente. En este contexto, las expresiones de la comitiva argentina mostraron un fuerte alineamiento con los dirigentes de la Unión Europea.

El objetivo del Gobierno de Cambiemos es que estas coincidencias se expresen pronto en un acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur. Con este fin, Macri y su par brasileño, Michel Temer, se reunieron ayer con los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Junker.

Venezuela. A pesar de las diferencias en temas comerciales y ambientales, las coincidencias políticas del macrismo con los Estados Unidos de Trump siguen firmes. Tras una referencia del mandatario norteamericano a la situación en Corea del Norte, Macri llamó la atención sobre la situación del régimen de Nicolás Maduro: “Venezuela no respeta a los derechos humanos y peligra la paz social que todos los que estamos acá pregonamos”.

La situación en el país caribeño será uno de los ejes del próximo encuentro entre Macri y el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, que se concretará entre el 14 y el 16 de agosto. Así lo confirmó este jueves, durante un encuentro con la prensa, el encargado de negocios de la embajada norteamericana, Tom Cooney.

“No siempre vamos a estar de acuerdo en todos los puntos pero ahora tenemos una relación de respeto y confianza mutua”, explicó el máximo representante de la diplomacia norteamericana en Buenos Aires, pero aclaró que “en la mayoría de los temas”, los dos países están “en la misma página”.